Tráfico | T 65° H 78% | Powered by Yahoo! Weather

Inmigración

Activista salvadoreño José Landaverde, en libertad condicional por seis meses

WUNI News
03/19/2013 10:20 AM
Actualizada: 03/20/2013 10:54 AM

Chicago, 19 mar (EFE).- El pastor anglicano y activista José Landaverde tendrá que mantenerse al margen de las protestas proinmigrantes de los próximos seis meses como condición para evitar una pena de cárcel, dictaminó hoy una jueza federal del Distrito de Columbia.

“Tendré que mantenerme al margen de problemas en cualquier punto de los Estados Unidos, en caso contrario puedo ser encarcelado”, dijo Landaverde a Efe en una entrevista telefónica.

El pastor de origen salvadoreño arriesgaba una pena de prisión de hasta 6 meses por haber interrumpido una audiencia del Congreso en Washington el 11 de febrero pasado.

Ese día, Landaverde ingresó con otros activistas a una audiencia sobre inmigración en el Capitolio y le gritó “demonio” a la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.

Según relató, la jueza a cargo del caso accedió al pedido del abogado defensor para que el activista fuera sometido a un régimen de libertad condicional de seis meses.

“No puedo ser arrestado por ninguna causa y tendré que respetar la orden de restricción que me dieron de no acercarme al Capitolio”, dijo.

Landaverde, que en Chicago ha protagonizado varios encontronazos con la policía y agentes de Inmigración en marchas, protestas y actos de desobediencia civil donde ha sido detenido, dijo que la lucha a favor de los indocumentados “la continuarán otros integrantes de mi iglesia”.

“Pero yo tal vez deba salir de Chicago por un tiempo para no meterme en problemas”, señaló.

En la próxima audiencia judicial, programada para el 23 de septiembre, la jueza federal analizará la conducta de Landaverde durante la probatoria y podría resolver la clausura del proceso.

El pastor es responsable de la misión anglicana Nuestra Señora de Guadalupe, del barrio mexicano La Villita, a la que acuden diariamente unos 200 indocumentados por servicios que van desde asesoría migratoria a clínica médica, consejería sobre violencia doméstica o reparto de alimentos.