Tráfico | T 79° H 74%

Nacionales

Estados Unidos asiste a un giro cultural sobre homosexuales antes del fallo del Supremo

WUNI News
03/26/2013 9:49 AM
Actualizada: 03/26/2013 9:59 AM

El Tribunal Supremo de EE.UU, inicia hoy dos días de audiencias sobre la legalidad de los matrimonios homosexuales, pero ya antes de su fallo en junio próximo, el país asiste a una verdadera transformación cultural sobre el asunto, según expertos consultados por Efe.

Los nueve magistrados escucharán entre hoy y mañana los argumentos en dos casos relacionados con los matrimonios homosexuales y prevé emitir su dictamen sobre ambos para junio próximo.

El de hoy será sobre la Propuesta 8 de California que en 2008 prohibió los matrimonios homosexuales, y el de mañana será sobre el Acta de Defensa del Matrimonio (DOMA, en inglés), la ley federal de 1996 que prohíbe el reconocimiento y beneficios federales a parejas gay.

Gracias al activismo de la comunidad homosexual y el respaldo de estrellas de Hollywood y del mundo deportivo, EE.UU. se ha encaminado a un giro cultural que está forzando a cambiar al propio Partido Republicano.

El estratega político conservador Karl Rove, exasesor del entonces presidente George W. Bush, dijo a la cadena ABC el domingo pasado que podía imaginar incluso que el próximo candidato presidencial del Partido Republicano en 2016 apoye las uniones gay.

“Esta causa tiene un impulso irrefutable, abonado por el creciente apoyo de estadounidenses de todo el espectro político, muchos de ellos del Partido Republicano”, dijo a Efe Evan Wolfson, abogado y presidente del grupo “Freedom to Marry”, que apoya los matrimonios gay.

“La oposición a los matrimonios homosexuales se está derritiendo, y sus detractores son cada vez menos y están aislados”, argumentó Wolfson para quien apoyar estos matrimonios es apoyar los valores conservadores de que los hijos tengan un hogar, se reduzca la injerencia del Gobierno y se amplíen las libertades individuales.

Para Wolfson, el cambio cultural “está creando un clima que transmite a los magistrados el mensaje de que ellos también deben cambiar, porque no sólo la Historia los vindicará sino que los acercará a donde ya está un creciente número de estadounidenses”.

En defensa de los homosexuales han salido celebridades de Hollywood como la comediante y presentadora Ellen DeGeneres, actrices como Anne Hathaway, Natalie Portman, Jennifer Aniston, y actores como Brad Pitt, George Clooney y Sean Penn, o el cineasta Steven Spielberg.

El actor y productor Clint Eastwood, que durante la convención nacional republicana de 2012 atacó la presunta falta de liderazgo del presidente Barack Obama, se sumó a cerca de un centenar de republicanos que firmaron un documento legal en contra de la Propuesta 8 de California.

En ese documento presentado ante el Supremo figuran también las firmas de cuatro exgobernadores y Mary Cheney, hija del exvicepresidente Dick Cheney, según la lista divulgada por la Fundación Estadounidense para la Igualdad de Derechos (AFER, en inglés), el grupo que ha impugnado la Propuesta 8.

El caso contra la Propuesta 8 cuenta con el respaldo de otro influyente conservador en la figura de Ted B. Olson, el abogado que representó al Gobierno ante el Supremo durante la presidencia de Bush hijo (2001-2009).

Brendon Ayanbadejo, un jugador del popular equipo de fútbol americano Baltimore Ravens que apoya la causa gay desde 2009, dijo a la cadena CBS que el cambio en EE.UU. refleja “la evolución de los derechos civiles y los derechos por la equidad”.

Todo estadounidense “tiene un amigo, familiar o compañero de trabajo homosexual”, y todos merecen “un trato equitativo”, señaló Ayanbadejo.

Según una encuesta divulgada el lunes por la cadena CNN, el 57 % de los estadounidenses asegura tener un amigo o un familiar cercano homosexual, 12 puntos más que en 2007.

Otra encuesta reciente del diario “The Washington Post” y la cadena ABC indicó que el 58 % de los estadounidenses apoya los matrimonios gay, una cifra récord en comparación con el 32 % hace un año. Entre los jóvenes menores de 30 el apoyo es del 80 % y entre los ancianos, del 44 %.

La oposición a los matrimonios gay viene principalmente de la jerarquía del Partido Republicano y de su plataforma política, y varios grupos conservadores afines.

En entrevista con Efe el lunes, el presidente del Partido Republicano, Reince Priebus, aclaró que si bien él y otros conservadores creen en los matrimonios convencionales, el partido no dará la espalda a quienes decidan apoyar los de homosexuales.

“No podemos crecer como partido si dividimos y sustraemos”, subrayó Priebus.