Tráfico | T 70° H 78% | Powered by Yahoo! Weather

Inmigración

Religiosos y sindicatos piden evitar separación de familias indocumentadas

WUNI News
04/03/2013 10:17 AM
Actualizada: 04/04/2013 10:19 AM

Washington, 3 abr (EFE).- Líderes religiosos y sindicales pidieron hoy que la eventual reforma migratoria evite al máximo la separación de las familias indocumentadas y defendieron que la regularización pueda llevarse a cabo sin regresar al país de origen.

“Entiendo la parte racional que hay en pedir a los inmigrantes que regresen a sus países para regularizar su situación. Se les quiere decir: ‘Queremos que juguéis de acuerdo con las normas’. Pero esto no es práctico”, aseguró el director de política de inmigración de la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos (USCCB, en inglés), Kevin Appleby.

En una conferencia telefónica, Appleby sostuvo que “si el objetivo es regularizarles, no deberíamos levantar barreras que lo impidan”, puesto que, a juicio del religioso, “si ahora no cerramos la herida, en el futuro ésta volverá a infectarse”.

Con Appleby coincidió el presidente de la mayor federación de sindicatos del país (AFL-CIO), Richard Trumka, quien insistió en que mantener la reunificación familiar debe ser “el objetivo fundamental” de las políticas migratorias de EE.UU.

“Mi abuelo emigró a EE.UU. y tuvo que esperar dos años hasta que pudo traer a su mujer y a su hija, mi madre. No podemos permitir que estas separaciones se repitan hoy sobre ninguna familia”, explicó el sindicalista, quien viene jugando un papel muy activo a favor de la reforma migratoria integral desde que se abrió el debate.

“Eso (la separación familiar) no está bien… Esto es EE.UU. Separando a las familias no es cómo debemos hacer las cosas. Somos un país mejor que eso. Debemos permitir que las familias permanezcan unidas”, remachó Trumka.

La conferencia telefónica tuvo lugar después de que el bipartidista “Grupo de los ocho” que prepara el proyecto de ley sobre la reforma migratoria emitiese declaraciones optimistas sobre la posibilidad de que la propuesta llegue al pleno del Senado en mayo.

Las expectativas de que la reforma salga adelante han aumentado en los últimos meses después de que los republicanos se hayan implicado en el proceso tras el revés electoral que sufrieron en las presidenciales de noviembre pasado debido, en parte, a que la población hispana les dio la espalda.