Tráfico | T 45° H 74%

Noticias Locales

Hospital de Boston confirma la muerte de sospechoso de atentado del maratón

WUNI News
04/19/2013 5:41 AM
Actualizada: 04/19/2013 7:42 AM

Representantes del hospital Beth Israel en Boston confirmaron hoy que un hombre que encaja con la descripción de uno de los sospechosos de los atentados del maratón del lunes llegó esta noche gravemente herido al centro y falleció.

Según indicaron los doctores en rueda de prensa, el hombre llegó al hospital en parada cardiorrespiratoria con graves heridas de bala, quemaduras y heridas de metralla, lo que concuerda con las informaciones acerca de las explosiones ocurridas esta noche.

“Tenía heridas que señalan algo más que disparos”, informó a los medios uno de los doctores que estaban de guardia.

El paciente llegó con varios policías al hospital después de la 1 de la madrugada, hora local (5.00 GMT) y su muerte fue confirmada tras 20 minutos de intentos infructuosos por reanimarlo.

Los portavoces del hospital no quisieron revelar la identidad del fallecido, aunque sí que estuvo involucrado en la espectacular persecución policial de esta noche.

La operación continúa con el objetivo de localizar a su cómplice en la localidad de Watertown, al oeste de Boston.

La Policía ha confirmado que el sospechoso fallecido fue trasladado al hospital y la descripción y los acontecimientos que rodean su muerte apuntan a que se trata del sospechoso “número 1″ de los atentados de la maratón, según la denominación que usa por el momento el Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Se da la coincidencia de que en el mismo hospital están actualmente ingresadas 12 víctimas de los atentados cometidos el lunes en la línea final de la maratón de Boston, una de ellas en estado grave.

Un total de 24 heridos del atentado pasaron por ese centro hospitalario.

Los doctores fueron notificados esta medianoche de que había un gran tiroteo y explosiones y que se prepararan para lo peor de nuevo.

Uno de los doctores reside en Watertown, donde fue testigo de los tiros y explosiones que acompañaron la huida de los fugitivos y se dirigió directamente al hospital.

Poco después de llegar fue el encargado de practicar las técnicas de reanimación al sospechoso.