Tráfico | T 71° H 66% | Powered by Yahoo! Weather

Noticias Locales

Los hermanos Tsarnaev, sospechosos de acto de terror lleno de interrogantes

WUNI News
04/19/2013 8:40 PM
Actualizada: 04/19/2013 11:52 PM

Los hermanos Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev, sospechosos de los atentados del pasado lunes en el maratón de Boston (EE.UU.), dejan hoy, tras resultar muerto el primero y ser detenido el segundo, numerosos interrogantes sobre los motivos que habrían tenido para cometer esos ataques.

De origen chechén, Tamerlan, de 26 años, y Dzhokhar, de 19, llegaron hace una década a EE.UU. como refugiados políticos y, según quienes les conocían, eran dos jóvenes muy parecidos a los demás estadounidenses de su edad.

A Tamerlan, el mayor, que murió anoche durante la persecución policial, le gustaba el boxeo pero no era un chico violento, según su antiguo entrenador John Curran.

Era “atlético, abierto, agradable, muy respetuoso, justo lo contrario a lo que uno imagina que es un terrorista”, comentó Curran a NBC en referencia al atentado del pasado lunes en Boston, que dejó tres muertos y más de 170 heridos.

Curran, que fue su entrenador entre 2008 y 2009, reveló que hablaba tres idiomas, tocaba el piano y de vez en cuando llevaba al gimnasio a su hermano menor, más retraído, que aunque no boxeaba hacía los ejercicios de calentamiento.

Tamerlan acudió al Bunker Hill Community College con esperanzas de convertirse en ingeniero, según un fotógrafo, Johannes Hirn, que hizo un ensayo fotográfico para una publicación de la Universidad de Boston, antes de que el joven participara en la competencia National Golden Globes en Salt Lake City (Utah) en 2009.

De los pies de fotos se puede extraer información sobre el joven, como que “vino de Chechenia con su familia debido al conflicto de principios de los años noventa y vivió durante años en Kazajistán antes de venir a Estados Unidos como refugiado”.

El joven, que representó a la región de Nueva Inglaterra en la categoría de pesos pesados, confesaba que aunque había llegado a EE.UU. de niño no tenía “ni un amigo estadounidense”; “no les entiendo”, añadía.

El trabajo ha sido retirado de la página web pero, según medios estadounidenses que tuvieron acceso al fotoensayo, aseguran que Tamerlan decía que, si ganaba, podría competir en las olimpiadas en representación de Estados Unidos y, a menos que su país de origen fuera independiente, prefería competir defendiendo a EE.UU. antes que a Rusia.

También se declaraba musulmán y decía que no bebía ni fumaba porque “Dios dice ‘no alcohol’”, al tiempo que consideraba que “no hay valores” y estaba preocupado porque “la gente no se puede controlar”.

Tamerlan estaba casado con una mujer estadounidense, Katherine, con quien tenía una niña de tres años, según dijo hoy su suegra Judith Russell, quien leyó un comunicado: “No podemos comprender cómo ha ocurrido esta horrible tragedia”.

En cuanto al hermano menor, de 19 años, capturado malherido, era algo más tímido pero querido por sus profesores y compañeros de clase.

Dzhokhar estudió en el instituto Rindge & Latin School de Cambridge, que le concedió una beca en 2011 por 2.500 dólares.

El joven participaba en cursos de lucha y, según indicó a la televisión local Fox 25 una excompañera de clase con la que se graduó hace dos años, era una persona callada.

Pero, según defendió Peter Payack, uno de sus entrenadores de lucha en la escuela pública, “era un chico totalmente normal, como cualquier niño estadounidense”, dijo a CNN, “era inteligente, divertido, es difícil de creer”.

Según documentos a los que tuvo acceso NBC, se nacionalizó como ciudadano estadounidense el 11 de septiembre del pasado año, estaba registrado para votar y fue becado para estudiar en la ciudad de Cambridge.

En la red social VK.com, se comprueba que el cumpleaños de Dzhokhar es el 22 de julio y su familia es originaria de Makhachkala, en el Dagestán ruso, una ciudad a orillas del Mar Caspio.

En declaraciones a la prensa, su padre, Anzor Tsarnaev, que reside en Majachkalá, capital de la república norcaucasiana rusa de Daguestán, vecina de Chechenia, se mostró sorprendido al ver las fotos de sus hijos y dijo de ellos que “no harían daño a una mosca”.

En cambio, Ruslan Tsarni, uno de sus tíos residente en Estados Unidos, se mostró “avergonzado” por los hechos de sus sobrinos.

Ruslan dijo en entrevista con el canal local Fox 25 que Dzhokhar era un buen estudiante, que quería ser médico.

“Temo que su hermano mayor haya podido tener una mala influencia sobre él”, indicó.