Tráfico | T 40° H 58%

Noticias Locales

Policía mantiene cerco en busca de segundo sospechoso de atentados

WUNI News
04/19/2013 2:20 PM
Actualizada: 04/19/2013 11:18 PM

La Policía revisa hoy casa por casa el barrio de Watertown, al oeste de Boston, donde se cree que se oculta el segundo sospechoso de las bombas del maratón del lunes, identificado como Dzhokhar Tsarnaev, desde que escapó anoche de la persecución en la que murió el otro sospechoso, su hermano.

Los equipos especiales de búsqueda han cubierto entre el 60 y el 70 por ciento del área en la que creen que podría esconderse el fugitivo, según indicó en una rueda de prensa Timothy Alban, portavoz de la Policía Estatal de Massachusetts.

“No ha habido ninguna detención de momento”, aclaró Alban, quien anunció además que la policía está extremando las precauciones y tiene previsto hacer una explosión controlada en una vivienda de la localidad cercana de Cambridge, mientras continúa peinando una extensa área a las afueras de Boston.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) confirmó que Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años, es el segundo sospechoso buscado en relación con las bombas de la maratón de Boston del pasado lunes que causaron 3 muertos, entre ellos un niño de 8 años, y 176 heridos.

El cerco a Tsarnaev comenzó después de una persecución nocturna durante la que murió el otro sospechoso, su hermano Tamerlan, de 26 años. Ambos son de origen chechén.

Al parecer, los familiares entraron en EE.UU. como refugiados, pero Dzhokhar obtuvo hace un par de años la ciudadanía estadounidense.

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, pidió a los ciudadanos de Boston que permanezcan en sus casas y no dejen entrar en sus viviendas a nadie que no sea un miembro de las fuerzas de seguridad claramente identificado, mientras continúa la búsqueda.

En el despliegue participan agentes de operaciones especiales SWAT (Special Weapons And Tactics) y agentes del grupo K-9, entrenados para el manejo de explosivos, según indicó el portavoz de la Policía del estado de Massachusetts, David Procopio, quien no descartó la posibilidad de que haya explosivos en la zona.

Ruslan Tsarni, tío de los sospechosos y residente en la localidad de Cambridge, pidió públicamente a su sobrino prófugo que se entregue y pida perdón a los familiares de las víctimas de las explosiones.

Tsarni señaló que hacía más de dos años que no veía a sus sobrinos y consideró que los hijos de su hermano “han avergonzado a su familia y a toda la etnia chechena”. “Los chechenes son gente pacífica”, agregó.

El familiar mencionó que es musulmán y enfatizó que él respeta a EE.UU. “Amo este país”, dijo, porque “da una oportunidad a todo el mundo”.

Las escuelas, universidades y los negocios permanecen cerrados y el servicio de transporte público ha sido interrumpido. La situación de toque de queda afecta a la ciudad de Boston y los barrios de Waltham, Newton, Belmont y Allston Brighton y Cambridge, un área donde viven 2 millones de personas.

El tráfico de taxis ha sido restaurado en Boston para permitir a quienes han ido a trabajar que puedan regresar a sus casas.

“No esperamos que nadie permanezca refugiado en sus lugares de trabajo”, señaló Kurt Schwartz, de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA), quien señaló que no ha habido ningún cambio geográfico en la zona de búsqueda: “seguimos buscando en la misma área”, afirmó.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se mantiene informado de la crisis, y se reunió esta mañana en la sala de emergencias (“Situation Room”) de la Casa Blanca con el vicepresidente, Joseph Biden; el secretario de Justicia, Eric Holder; el director del FBI, Robert Mueller, y altos funcionarios responsables de la seguridad nacional.