Tráfico | T 47° H 63%

Inmigración

Trabajadores hispanos en Chicago protestan pidiendo salario mínimo de $15 por hora

WUNI News
04/24/2013 1:54 PM
Actualizada: 04/24/2013 3:35 PM

Chicago, 24 abr (EFE).- Cientos de trabajadores hispanos del centro de Chicago iniciaron hoy una protesta para demandar un salario mínimo de quince dólares la hora y reclamar el derecho a organizarse en un sindicato sin interferencia patronal.

En Illinois, el salario mínimo es de 8, 25 dólares la hora, pero los empleados de tiendas de departamentos como Sears y Macy’s, y de restaurantes de comida rápida como McDonald’s, Subway y Dunkin Donuts dijeron a la prensa que el salario mínimo ya no les alcanza para mantener a sus familias.

“Lo que les pagan no es suficiente”, dijo a hoy Efe Deivid Rojas, uno de los organizadores de la campaña “Lucha por los 15″.

Rojas apuntó a las altas ganancias de las cadenas de restaurantes de comida rápida en el país y repitió lo que algunos expertos han dicho: Que los bajos salarios de empleados como los que salieron hoy a manifestarse no ayudan a la economía a recuperarse.

Rojas, quien trabaja con el Comité Organizador de Trabajadores de Chicago, dijo que es imperativo que el salario mínimo sea elevado para que los empleados puedan subsistir.

“Si las cadenas de restaurantes de comida rápida y tiendas de departamentos ganan tanto dinero, ¿por qué no les pueden pagar más a sus empleados?”, preguntó Rojas.

El trabajador hispano dijo que esperaban que unos “400 a 500″ empleados se unan a la protesta a lo largo del día.

A las 5:30 de la mañana la protesta comenzó con una línea de huelga en dos restaurantes McDonald’s, uno de ellos en Unión Station y el otro al este de la avenida Chicago, no muy lejos de la avenida Michigan, la arteria principal de la ciudad.

Mayra Mateo, de 19 años y empleada de la tienda Sally’s Beauty Supplies, dijo a Efe que apoya hoy la de demanda porque está de acuerdo con lo que pide la campaña “Lucha por los 15″.

Mateo gana 8,44 dólares la hora y aún así piensa que no compensa por el trabajo que ella, y otros empleados, tienen que hacer.

“No, no es justo el pago”, dijo Mateo. “Yo creo que todos los trabajadores como yo y que hacemos todo el trabajo en tiendas y restaurantes de comida rápida merecemos un salario mínimo mas alto”, afirmó.

Por la tarde de hoy los trabajadores y cerca de veinte organizaciones simpatizantes tienen planeado reunirse en lugares como la catedral St. James para determinar nuevos pasos a seguir en su campaña por elevar el salario mínimo.

Los organizadores del evento dijeron que esta acción laboral en la ciudad fue inspirada por un evento similar hace semanas en la ciudad de Nueva York en donde decenas de trabajadores demandaron que se eleve el salario mínimo.

“Los trabajadores están cansados en todo el país”, dijo un trabajador de una tienda TK, quien no quiso ser identificado.

“Estamos cansados de trabajar duro y no ganar lo suficiente para mantener a nuestras familias. Cuando vimos que los trabajadores en Nueva York decían que ya no iban a aguantar más esas condiciones, nos inspiramos para irnos a huelga aquí en Chicago”, agregó.