Tráfico | T 83° H 69%

Inmigración

Asiáticos desbancan a los hispanos como grupo de crecimiento más rápido en EE.UU.

WUNI News
06/13/2013 12:44 PM

Washington, 13 jun (EFE).- Las personas de origen o ascendencia asiática aumentaron, en términos relativos, más que las de raíces hispanas el pasado año en EE.UU., revirtiendo así la tendencia observada en 2011 y situándose como el grupo racial o étnico de crecimiento más rápido en el país.

Según las nuevas estimaciones del censo dadas a conocer hoy, el número de personas asiáticas se incrementó en 2012 un 2,9 %, llegando a un total de 18,9 millones, mientras que los hispanos crecieron un 2,2 %, por lo que ya son 53 millones de personas latinas las que residen en EE.UU.

Es importante señalar que el mayor crecimiento del colectivo asiático es en términos relativos -los asiáticos aumentaron más que los hispanos con respecto al volumen de su comunidad-, puesto que, en cifras absolutas, el aumento de los hispanos siguió siendo mayor: 1,1 millones más de latinos por 530.000 nuevos asiáticos.

En EE.UU. viven actualmente 203 millones de blancos no hispanos, 53 millones de hispanos de cualquier raza, 41 millones de negros, 18 millones de asiáticos (a los que cabría sumar casi un millón de asiáticos hispanos), 4 millones de nativos americanos y 1 millón de nativos hawaianos.

La comunidad latina sigue siendo, por tanto, la “minoría mayoritaria” del país.

La dificultad de hacer cuadrar estas cifras radica en que más de seis millones de personas en EE.UU. son mestizas o consideran que forman parte de “más de una raza o etnia”, por lo que el número final excede la cifra de población real, que el censo fijó en 314 millones de personas en 2012 para el total del país.

Aunque durante varios años los hispanos han sido el grupo de mayor crecimiento en términos relativos (por ejemplo en 2007, 2008 o el propio 2011), ésta no ha sido una tendencia hegemónica, y si se analiza el conjunto de la primera década del siglo XXI (2000-2010), el crecimiento porcentual de los asiáticos es superior al de los hispanos.

Según los criterios del censo, pertenece al grupo de “asiáticos” todo aquel cuyos orígenes se remonten a los pueblos originarios del lejano Oriente, el sureste asiático o el subcontinente indio, lo que incluye países como China, Japón, las dos Coreas, Malasia, Pakistán, India, Tailandia, Camboya, las Filipinas y Vietnam.

Por su parte, la categoría “hispano o latino”, que no constituye una raza en sí misma sino una etnia a criterio del censo, incluye a aquellas personas con orígenes en cualquiera de los países hispanohablantes de centro y suramérica, así como de la propia España.

Un apunte que se desprende de la última actualización del censo estadounidense es que, en 2012, el aumento de la comunidad hispana (1,1 millones) se debió fundamentalmente al llamado crecimiento vegetativo, es decir, número de nacimientos menos número de fallecimientos.

Mientras el porcentaje de crecimiento vegetativo entre los hispanos supuso el 76 % del total (sólo un 24 % se debió a la inmigración), entre la población asiática “más del 60 %” del crecimiento provino de la migración internacional.

Más allá de las cuestiones étnicas o raciales, la última estimación del censo constata el envejecimiento paulatino de la población de EE.UU., ya que la media de edad anual -que en 2011 era de 37,3 años-, subió hasta los 37,5 años, y, por su parte, los niños menores de 5 años se redujeron en 100.000.

La población de más de 65 años en el país aumentó un 4,3 % en sólo un año y ya supone un 13,7 % del total de residentes en EE.UU., llegando a cifras cercanas al 20 % del total en estados como Florida, Maine (el estado con la media más vieja de todos) y Virginia Occidental.

Pese al envejecimiento generalizado, hubo algunos estados que “rejuvenecieron” entre 2011 y 2012, como es el caso de Dakota del Norte (cuya edad media bajó de 36,6 a 36,1 años), Hawai, Alaska, Kansas, Oklahoma y el Distrito de Columbia.

Las estimaciones divulgadas hoy por la oficina del censo examinan el cambio demográfico acontecido entre el 1 de julio de 2011 y el 1 de julio de 2012 en el conjunto de EE.UU.