Tráfico | T 69° H 75% | Powered by Yahoo! Weather

Inmigración

Demócratas y “dreamers” unen fuerzas contra la “Safe Act” republicana

WUNI News
06/18/2013 11:42 AM
Actualizada: 06/19/2013 1:43 PM

Washington, 18 jun (EFE).- Congresistas demócratas y jóvenes inmigrantes criados en EE.UU., conocidos como “dreamers” (soñadores), criticaron hoy la “draconiana” e “inoportuna” propuesta presentada en el Comité Judicial del Congreso para criminalizar a los indocumentados, conocida como “Safe Act”.

Mientras el Senado, de mayoría demócrata, avanza lentamente para acordar un proyecto de reforma migratoria bipartidista, la Cámara de de Representantes, dominada por los republicanos, inició su propio debate con la presentación de una propuesta que ha escandalizado a los demócratas.

La propuesta SAFE (Fortalecer y Fortificar, en inglés), que fue presentada por el representante republicano por Carolina del Sur Trey Gowdy y cuenta con 21 respaldos conservadores, propone reforzar la seguridad fronteriza y ceder poder a las autoridades locales para que apliquen normas más estrictas contra los indocumentados.

De manera similar a leyes como la de Arizona SB1070, declarada inconstitucional parcialmente por el Tribunal Supremo, la “Safe Act” quiere considerar el fraude en documentos como el visado o el pasaporte como un delito grave que pueda derivar en la deportación y da competencia a las autoridades locales en materia migratoria.

Además, contempla más inversión en seguridad fronteriza y centros de detención de indocumentados.

Esta propuesta de ley es la primera de una serie dentro del Comité Judicial que debe poner los cimientos del proyecto de reforma migratoria de la Cámara, un proceso que contrasta con el tiento con el que está trabajando el Senado en la votación de enmiendas de una propuesta bipartidista.

Gowdy dijo hoy que “una aplicación robusta e interna de las leyes migratorias, junto con más seguridad fronteriza, es la salvaguarda de que no se repitan los errores de 1986″, en alusión a la última gran reforma y regularización en EE.UU., bajo la presidencia republicana de Ronald Reagan.

“Nada mina más la esencia de esta república que la gente que elige a su gusto qué leyes va a hacer cumplir, cuándo las va a hacer cumplir y cuándo es políticamente oportuno para ellos no hacerlo”, recriminó a los demócratas Gowdy.

Los activistas favorables a una reforma migratoria que permita regularizar a los 11 millones de indocumentados de EE.UU. protestaron al grito de “vergüenza” y “sí, se puede” en el propio Congreso para posteriormente unirse a una rueda de prensa en el exterior del Capitolio con algunos demócratas.

Demócratas de toda índole se unieron hoy para denunciar una propuesta que es “un paso atrás” y pone en peligro el consenso en materia migratoria en un momento extremadamente delicado.

El congresista demócrata por Illinois Luis Gutiérrez dijo hoy que esta propuesta de ley “criminaliza a comunidades enteras”, traiciona los compromisos bipartidistas y “la voluntad del pueblo estadounidense” y no sirve para arreglar un sistema migratorio roto.

“En la Cámara de Representantes existen los votos para una aprobación de una propuesta integradora, no republicana o demócrata, sino una propuesta americana”, indicó Gutiérrez.

Por su parte, Judy Chu, representante de California, dijo que la “Safe Act” es un paso atrás, similar a la ley migratoria de Arizona y que en vez de aumentar la seguridad incrementará la discriminación racial y la desconfianza en las autoridades locales.

Rubén Hinojosa, congresista demócrata por Texas y presidente del Caucus Hispano del Congreso, dijo que algunas disposiciones incluidas en la “Safe Act” ya han sido declaradas inconstitucionales por el Supremo y van en contra de los “valores estadounidenses” al promover la persecución racial.

A la protesta de los demócratas se unió un grupo de jóvenes soñadores para alzar su grito de “sí, se puede”.

Lorella Praeli, representante de la organización “United We Dream”, dijo que la última propuesta es “malvada” y “no humanitaria” y pone en riesgo de nuevo los sueños de miles de jóvenes que quieren contribuir al país.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, aseguró hoy tras una reunión con miembros de su partido que no permitirá que se lleve al pleno una propuesta de ley que no cuente con el apoyo de la mayoría republicana.

Por el momento, un gran número de republicanos sigue opuesto a que se ofrezca un camino a la ciudadanía sin que se refuerce la seguridad fronteriza y defiende la mano dura contra los inmigrantes que incumplan las regulaciones laborales o de visados, de manera que sirva de disuasión.