Tráfico | T 48° H 39% | Powered by Yahoo! Weather

Nacionales

Demócratas y grupos pro-homosexuales celebran decisiones del Supremo de Estados Unidos

WUNI News
06/26/2013 12:59 PM
Actualizada: 06/26/2013 1:00 PM

Washington, 26 jun (EFE).- Las dos decisiones del Tribunal Supremo de EE.UU. sobre el matrimonio homosexual fueron acogidas hoy con júbilo por los principales grupos que defienden los derechos de los gais y por el ala demócrata del Congreso estadounidense.

Políticos y activistas celebraron los fallos por los que el Supremo invalidó, por un lado, la ley DOMA, que define el matrimonio como “la unión entre un hombre y una mujer”, y por otro abrió el camino para que las bodas gais vuelvan a ser legales en California.

El expresidente de EE.UU. Bill Clinton, que firmó la ley DOMA en 1996 pero ha indicado recientemente que se opone a ella, valoró ambas decisiones en un comunicado conjunto con su mujer, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

“El tribunal ha admitido que la discriminación a cualquier grupo nos perjudica a todos en nuestros esfuerzos por formar una unión más perfecta. También nos alienta que la igualdad de matrimonios pueda volver pronto a California”, señalaron los Clinton, que felicitaron a Edie Windsor, la demandante en el caso de DOMA.

Varios de los demócratas que, como Hillary Clinton, se consideran posibles aspirantes del partido en las elecciones presidenciales de 2016 se apresuraron también a celebrar la decisión, como la senadora Kirsten Gillibrand, que se declaró “llena de felicidad”.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, escribió en Twitter que las decisiones eran “victorias revolucionarias para los derechos civiles”, mientras que el gobernador de Maryland, Martin O’Malley, consideró que el fin de DOMA es un “poderoso paso” para la gente que vive en estados como el suyo, donde el matrimonio gay es legal.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, afirmó en un comunicado que hoy “es un gran e histórico día para la igualdad en Estados Unidos”, y subrayó que la idea de que permitir los matrimonios gais “le causaría un daño a otras personas, o al país en general, siempre” le ha parecido “absurda”.

El senador demócrata Bob Menéndez consideró que hoy es “un gran día”, ya que “ya no podrá haber ambigüedad alguna” y “nadie será víctima de discriminación simplemente por quien ama”.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, aseguró que el Supremo “se ha situado en el lado correcto de la historia” con sus decisiones, que han “reafirmado la promesa inscrita en las paredes de la corte: Justicia igual ante la ley”.

También hubo reacciones de grupos como Human Rights Campaign (HRC), que apoyó a las dos parejas homosexuales que luchaban contra la Proposición 8, que prohibía el matrimonio gay en California.

“Las históricas decisiones de hoy abren dos grandes grietas en el oscuro muro de la discriminación que separa a las parejas gais y lesbianas de la igualdad completa”, dijo el presidente de HRC, Chad Griffin, en un comunicado.

Recordó, no obstante, que aunque hoy sea un día de celebración en California, mañana es necesario “prestar atención a los millones de personas LGTB que no sienten el alcance de estas decisiones”.

“Desde las Montañas Rocosas hasta el corazón del sur, es hora de luchar por la igualdad hasta que cualquier estadounidense pueda casarse con quien ame y hasta que se garantice una protección igualitaria bajo la ley a todas las personas LGTB”, agregó.

La directora del Grupo de Acción Nacional de Gais y Lesbianas, Rea Carey, aplaudió asimismo el “salto significativo” para las parejas homosexuales y sus familias, aunque destacó que “se necesita hacer mucho más para llevar la igualdad de matrimonio al resto de nuestro país”. EFE