Tráfico | T 77° H 79%

Confederaciones | Fútbol

El Maracaná acoge un duelo por el reinado del fútbol mundial

WUNI News
06/29/2013 9:45 AM
Actualizada: 06/30/2013 3:18 PM

Río de Janeiro, 29 jun (EFE).- La novena final de la Copa de las Confederaciones presenta en Maracaná el partido más bonito del mundo, un duelo por el reinado del fútbol entre Brasil, la selección más laureada, y España, el equipo del momento que enarbola la bandera del buen juego y le convierte en el referente.

Brasil, pentacampeona del mundo, desea su cuarta Copa Confederaciones con una nueva generación de futbolistas liderada por Neymar. Con un fútbol más físico, pero una identidad que nunca se pierde. España, la selección que marca el paso del fútbol mundial con cinco años de gloria en los que conquistó un Mundial y dos Eurocopas, busca cerrar el círculo con el título que le falta. El virtuosismo de su juego y la muestra de que aprendieron a competir.

“La Roja” de Iker Casillas y Xavi Hernández. La “generación de oro” del fútbol español que toca el cielo futbolístico al ritmo que marca Andrés Iniesta. El hambre sin fin de un grupo de jugadores cuya grandeza radica en el deseo continuo de ganar. Ya son leyenda y quieren más. Desean la Confederaciones por ser el único que les resta por conquistar.

Es el sueño de todos los internacionales españoles. Sólo les faltaba un partido, ante Brasil, la selección que ha dominado la historia con futbolistas de leyenda y que se reconstruye con el sargento Luiz Felipe Scolari. “Felipao” ha inculcado una nueva identidad a una brillante generación. El físico unido a la calidad con la que nacen en un país donde se respira fútbol por cualquier rincón.

Pero el trono mundial tiene un nuevo rey y España quiere demostrarlo en un escenario tan majestuoso como Maracaná. La ilusión se impone al cansancio y las condiciones en la que llega a la final. El sufrimiento con más de 30 grados y un alto nivel de humedad en la semifinal de Fortaleza, con prórroga y penaltis ante Italia, no se usa de excusa. Eso sí, “la Roja” traslada el favoritismo a su rival. Por historia, por ser anfitrión, por tener Maracaná abarrotado con un ambiente a su favor.

Cinco años después de iniciar el ciclo de gloria del fútbol español con la final de la Eurocopa, buscan su cuarto título, con nombres que también pueden quedar inscritos en la leyenda de la Copa de las Confederaciones. Del Bosque ya es el seleccionador con más partidos, Andrés Iniesta lucha con Neymar por ser el mejor jugador del torneo y Fernando Torres por ser máximo goleador. Un gol suyo le convertiría en el máximo artillero de la historia de la competición.

Recupera Del Bosque a un jugador importante y fresco para el partido. Un problema muscular apartó a Cesc Fábregas de las semifinales. Será titular por David Silva y el resto del equipo, pese al cansancio acumulado, no será modificado.

En la portería se levanta de nuevo la figura de Iker Casillas. Con la confianza que Del Bosque le ha dado para dejar en el olvido sus cinco meses sin jugar, respondida con paradas salvadoras a Italia para empujar a España a la final. La defensa inamovible: Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos y Jordi Alba. La menos goleada. Un solo tanto en el campeonato y a balón parado.

Busquets será el ancla y Xavi el faro, Iniesta con ganas de mostrar su magia en Maracaná, Pedro su llegada y Torres el gol. Serán los once elegidos para un día de gloria. España lleva catorce años sin medirse a Brasil. En el historial ocho enfrentamientos y sólo dos victorias.

La selección brasileña se quita de encima el peso de la responsabilidad que concede ser señalado favorito. Señala como referencia a España. Un equipo hecho, que a diferencia de ellos lleva años jugando juntos y se conocen de memoria. Disputa su quinta final de la Copa de las Confederaciones, la tercera seguida, con la presión adicional de jugar ante su público en un Maracaná abarrotado.

Scolari promete salir con un planteamiento ofensivo, con tres puñales en ataque como Hulk, Neymar y Fred. Asistidos por el brillante Oscar. Favorecerá el espectáculo en una lucha por la disputa del balón para ejercer estilos diferentes. Brasil mantendrá el esquema que le ha brindado resultados positivos y algunos momentos de buen fútbol en la competición.

Su mejor arma es un Neymar en estado de gracia. Ha mostrado al mundo su potencial. Hasta la Confederaciones era conocido en Brasil, pero muchos no le habían visto partidos enteros. Se ha echado la selección a sus espaldas, ha marcado y asistido. Referente absoluto. Madurez en el césped, siempre desbordando a rivales y generando acciones de peligro.

Brasil presume además de los mejores laterales del mundo. Dani Alves por la derecha y Marcelo por izquierda. Dos futbolistas que conocen a la perfección las virtudes de sus rivales. Alves habló a solas con Scolari y le dio indicaciones en el último entrenamiento de la Canarinha para revelar los puntos débiles y los secretos mejor guardados de sus compañeros del Barcelona. La columna vertebral de la Roja.

La única duda brasileña en el once titular es Paulinho. Sufre una gripe que en caso de que le acabe impidiendo jugar dejará paso a Hernanes. Por España tan sólo Roberto Soldado llega con molestias musculares. Cesc recuperado y Gerard Piqué será titular con un leve esguince de tobillo. La cita requiere el último esfuerzo del año. El mundo del fútbol se paralizará en el partido más esperado. Brasil y España pelean por el trono.

- Alineaciones probables:

Brasil: Julio César; Daniel Alves, David Luiz, Thiago Silva, Marcelo; Luiz Gustavo, Paulinho, Oscar; Hulk, Neymar y Fred.

España: Casillas; Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Xavi; Iniesta, Cesc, Pedro; y Fernando Torres.

Árbitro: Björn Kuipers (HOL).

Estadio: Maracaná.

Hora: 19.00 (2.00 GMT-00.00 hora española).