Tráfico | T 57° H 69%

Confederaciones | Fútbol

España se queda sin marcar en dos partidos seguidos una década después

WUNI News
07/01/2013 5:39 AM
Actualizada: 07/01/2013 9:33 AM

Madrid, 1 jul (EFE).- La selección española, que perdió la final de la Copa de las Confederaciones ante Brasil por 3-0, se quedó sin marcar por segundo partido consecutivo, algo que no le ocurría desde hace una década.

El conjunto de Vicente del Bosque superó la semifinal de Brasil 2013 al imponerse a Italia en la tanda de penaltis tras acabar el encuentro y la prórroga con empate a cero y luego cayó en la final por 3-0.

Pese a ello, la Roja acaba como máximo goleador del torneo con quince dianas, todas obtenidas en la fase de grupos, la mayoría logradas ante la ‘cenicienta’ Tahití, a la que derrotó por 10-0.

La selección española no se quedaba sin marcar en dos partidos consecutivos desde que, bajo el mandato de Iñaki Sáez, perdió contra Grecia en Zaragoza (0-1) e igualó en Irlanda del Norte a cero, ambos encuentros de la fase de clasificación para la Eurocopa de Portugal 2004.

El encuentro de La Romareda se jugó el 7 de junio de 2003 y sentenció Giannakopoulos con un potente disparo lejano y tan solo cuatro días después en Windsor Park el equipo español fue incapaz de batir al modesto equipo local pese a disponer de numerosas oportunidades.

Aquellos resultados complicaron la vida a España, que accedió a la fase final de la Eurocopa con grandes problemas. Luego volvió a enfrentarse en la ronda de grupos a los helenos, que finalmente se hicieron con el título continental.

Estas dos no son las peores rachas sin marcar de la selección nacional, ya que hay otras dos en las que enlazó tres encuentros seguidos sin marcar.

Entre marzo y mayo de 1985 igualó a cero un amistoso contra Irlanda del Norte en el Luis Sitjar de Palma, alcanzó el mismo resultado frente a Irlanda en Cork, y perdió por 3-0 frente a Gales en partido de la fase de clasificación para México.

En la fase previa para Estados Unidos 94, acumuló tres empates a cero consecutivos, ante Letonia en Riga, Irlanda del Norte en Belfast e Irlanda en el Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla.

España logró finalmente el pase con el histórico encuentro ante Dinamarca (1-0) con gol de Fernando Hierro y la resistencia en inferioridad tras la expulsión de Andoni Zubizarreta y el debut de José Santiago Cañizares.