Tráfico | T 33° H 61%

Inmigración

Organización mexicana, en pie de lucha contra propuesta de reforma migratoria

WUNI News
07/15/2013 6:16 AM
Actualizada: 07/16/2013 12:18 PM

Nueva York, 15 jul (EFE).- La organización comunitaria mexicana Tepeyac expresó hoy su rechazo al proyecto de reforma migratoria que aprobó el Senado y que ahora evalúa la Cámara de Representantes y anunció el inicio de una campaña de registro de nuevos electores, hijos de inmigrantes.

De acuerdo con datos del Censo citados por Tepeyac, en Nueva York hay 110.000 hijos de inmigrantes mexicanos que no se han registrado para votar y esta campaña busca desde el pasado fin de semana animarlos a que ejerzan su derecho y presionen de esa forma a los legisladores con su voto.

El grupo de jóvenes de Tepeyac están contactando a otros miembros de la comunidad “para regar la voz”, y ya lograron inscribir a 5.000 nuevos electores, muchos de los cuales dijeron desconocer el contenido de la propuesta de ley aprobada en el Senado.

La organización ha contactado a líderes mexicanos en 14 estados del oeste del país, y cuenta con el apoyo de la International Assembly of Migrants and Refugees 4 y la agrupación de emigrantes filipinos Gabriela USA, que también rechazaron el proyecto aprobado por la Cámara Alta, dominada por demócratas.

La campaña tiene dos puntos: educar a los jóvenes nacidos en EE.UU. sobre la reforma migratoria y cómo afectaría a sus padres y otros inmigrantes y registrarlos para votar.

De acuerdo con Joel Magallán, director ejecutivo de Tepeyac, “hay que votar en contra” de legisladores que no respalden una reforma que realmente beneficie a la comunidad de indocumentados y agregó que con la campaña buscan “presionar para cambiar su mente”.

“Habría que votar en contra de ellos para que en el siguiente periodo podamos tener otro grupo de legisladores para una reforma más justa, con un periodo de espera mas corto y más inclusiva. Con el voto de los nuevos electores en el país puede cambiar la cara (del Congreso de EE.UU)”, afirmó en conferencia de prensa en la sede de la organización.

El principal punto en controversia de la propuesta reforma es el periodo de tiempo que los indocumentados deben esperar antes de legalizar su estatus migratorio.

“Estamos totalmente en desacuerdo, es injusto porque los inmigrantes han esperado por más de veinte años por una reforma”, dijo el hondureño Evaristo López.

“Somos bastantes los inmigrantes y tenemos que unirnos en contra de esto. Los latinos apoyaron al presidente, Barack Obama ¿Dónde están los beneficios, dónde está el apoyo que él nos está dando?”, preguntó.

Mientras, el mexicano Pablo Villareal citó un estudio que señala que las condiciones de vida de los inmigrantes han provocado un aumento en problemas cardiacos y de alta presión, entre otras enfermedades, “lo que ha disminuido sus esperanzas de vida”.

“En trece años pueden pasar muchas cosas. La reforma no contempla beneficios médicos. Por eso nos parece importante plantear que sea una reforma más justa e inclusiva”, dijo Villareal.

Destacó que los inmigrantes están poniendo en riesgo su vida con largas jornadas de trabajo y que el dinero que ganan es para pagar el alquiler y enviar dinero a sus familias, lo que no les alcanza para servicios médicos.

“De nada sirve una reforma que no ayude a las familias a salir de las sombras”, dijo el también mexicano Apolinar Islas, mientras que el dominicano José Rosario hizo un llamamiento para que les ayuden “a cambiar la propuesta ley”.

Tepeyac tiene previsto acudir en septiembre a Washington para mostrar a los legisladores el total de nuevos electores que han logrado inscribir de cara a los comicios de noviembre.

La argentina Herminia Zoccolini emigró hace diez años de la provincia de Santa Fe “en busca de un sueño” y anhela poder regresar a su país para visitar a su padre.

Por ello, Zoccolini, que tiene una hija de diez años que nació en Nueva York, se unió hoy a Tepeyac para reclamar una reforma “justa” que permita a los inmigrantes legalizar su estatus en un periodo más corto y contar con servicios médicos.