Tráfico | T 63° H 84% | Powered by Yahoo! Weather

Inmigración

Deportaciones del programa “Streamline” también afectan a centroamericanos

WUNI News
07/21/2013 10:34 AM
Actualizada: 07/23/2013 10:36 AM

Tucson (AZ), 21 jul (EFE).- Los inmigrantes centroamericanos que son detenidos por la Patrulla Fronteriza en Arizona están siendo admitidos bajo la Operación “Streamline”, que permite su procesamiento en 24 horas y su inmediata deportación.

“En estos momentos estamos registrando cifras de centroamericanos que representan el porcentaje más alto de todas las aprensiones que hacemos aquí en el sector y a nivel nacional”, dijo a Efe Gabriel Guerrero, vocero de la Patrulla Fronteriza en Tucson (Arizona).

“El programa se ha abierto particularmente también en estos meses porque es una región donde no queremos que las personas entren, es muy peligrosa, hace calor, estamos registrando muertes en el desierto”, dijo.

De acuerdo con Guerrero, inicialmente el programa estuvo enfocado a los mexicanos por presentar el mayor número de detenciones y la cercanía con México.

Sin embargo, debido al incremento notable en el número de arrestos, inmigrantes de otras nacionalidades comenzaron a ser admitidos bajo “Streamline”, lo que permite agilizar su situación legal.

A través de la operación “Streamline”, que comenzó en 2005 en el sector Del Río (Texas) y se amplió al sector Tucson en 2008, más de 70.000 inmigrantes han sido juzgados y deportados en este estado.

“Las personas que detenemos en la frontera son presentados en la corte, se les presentan sus cargos, tienen oportunidad de hablar con un abogado para que les explique sus cargos y tienen la oportunidad de aceptar un acuerdo”, explicó Guerrero.

El vocero enfatizó que los inmigrantes reciben una sentencia por un delito menor de hasta 180 días en prisión, posteriormente son deportados a sus países y tienen prohibida la entrada al país durante cinco años.

Si después de haber sido deportados vuelven a entrar al país de manera ilegal enfrentarán dos cargos, lo que sería un delito agravado y podrían enfrentar más de 360 días en prisión.

Según cifras de la Patrulla Fronteriza, en lo que va de año se ha detenido a 104.300 personas. Los datos oficiales muestran además que anteriormente el 90 % de esos arrestos eran de mexicanos y actualmente el 20 % son inmigrantes centroamericanos y otras nacionalidades.

Los guatemaltecos registran el mayor número de arrestos después de los mexicanos (10.415) en lo que va de este año, seguido por los hondureños, salvadoreños, ecuatorianos, chinos, rumanos, nicaragüenses e indios.

Sin embargo, el cónsul de El Salvador en Arizona, Joaquín Chacón, dijo a Efe que los salvadoreños estarían exentos a entrar bajo el Streamline.

“Con nosotros no opera ese programa porque los salvadoreños siempre tienen la oportunidad de presentarse ante un juez y solicitar asilo o expresar que sienten temor de regresar al país”, recordó.

Según la agencia migratoria, cerca del 90 por ciento de los arrestados por la Patrulla Fronteriza por intentar ingresar al país ilegalmente enfrentan penas de prisión y posterior deportación.

“El 10 por ciento de las personas que no son deportadas es porque están lastimados, son rescates en el desierto y tienen que ir al hospital. Entonces los tenemos que regresar a México o Centroamérica lo más pronto posible. Si son madres con niños se les da regreso voluntario”, explicó Andrés Adame, vocero de la Patrulla Fronteriza en Arizona.