Tráfico | T 69° H 84% | Powered by Yahoo! Weather

Inmigración

El “agridulce” triunfo legal sobre Arpaio de una niña de 9 años

WUNI News
07/25/2013 11:48 AM
Actualizada: 07/26/2013 11:49 AM

Phoenix (AZ), 25 jul (EFE).- La pequeña Katherine Figueroa, que obtuvo una victoria moral sobre el alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, después de que Inmigración cerrase el proceso legal contra sus padres, calificó este triunfo como “agridulce”, pues el futuro de su familia en Estados Unidos sigue siendo incierto.

“Estoy contenta que tanta lucha haya servido para cerrar el caso, pero también tengo miedo que en cualquier momento ellos (Inmigración) quieran volver a abrir el caso”, dijo a Efe Katherine, ahora de 13 años.

La odisea de Katherine comenzó en 2009, cuando tenía solo nueve años de edad, al ver en un noticiero de televisión cómo sus padres, Sandra y Carlos Figueroa, eran arrestados durante un operativo del controvertido alguacil del condado de Maricopa en contra de inmigrantes indocumentados.

“Es un momento que nunca olvidaré, ver a mis padres en la televisión, esposados y siendo subidos a camionetas de la policía”, aseguró.

Sandra y Carlos, trabajaban en un lavado de autos cuando fueron sorprendidos por oficiales de Arpaio, la única dependencia policiaca en Arizona que realiza redadas en contra de negocios locales bajo la ley estatal de sanciones de empleadores, que penaliza a los negocios que contratan a indocumentados.

“Cuando llegaron los agentes nos sentimos acorralados, que habíamos hecho algo muy grave. Lo primero que pensé fue “‘¡Mi hija!’, que iba a estar esperándonos y no íbamos a llegar”, dijo a Efe la madre de Katherine, quien, al igual que su esposo, estuvo detenida tres meses.

Desde entonces, la pequeña Katherine dejó a un lado sus muñecas y sus juguetes para convertirse en una activa voz pidiendo la liberación de sus padres.

En 2010, la menor, ciudadana de Estados Unidos, dio su testimonio ante un comité en el Congreso para expresar el dolor que sufren los hijos de indocumentados al ser separados de sus padres, y su historia fue mostrada en el documental “Dos Americanos”.

“Yo quiero que la gente sepa nuestra historia, para que se den cuenta de lo importante que es no quedarse cayados, que si hablan muchas cosas pueden cambiar”, dijo Katherine, quien se prepara para comenzar el octavo grado en agosto próximo.

Después de cuatro años de larga espera, el pasado viernes se realizó la audiencia final del caso de la familia Figueroa en una corte de Inmigración. En un caso sin precedentes, las autoridades retiraron todos los cargos en su contra.

“Desafortunadamente el mismo día que a nosotros nos retiraron los cargos, el alguacil Arpaio llevó a cabo otra redada”, dijo la madre de la menor.

Aunque el caso de la familia Figueroa fue cerrado, esto no es una garantía de que en el futuro no pueda ser reabierto, algo que preocupa a la familia.

También ambos padres, quienes cruzaron la frontera provenientes de Ciudad de México en 1998, se declararon culpables de una felonía por trabajar con documentos falsos.

Esto podría ser un serio impedimento para que en un futuro pudiera regular su estatus migratorio en caso de que sea aprobada una reforma migratoria, especialmente si es aprobada de acuerdo al plan recientemente aprobado por el Senado, el cual deja fuera a personas que tengan historial criminal.

Por el momento esperan comenzar un “capitulo nuevo” y seguir trabajando, pues lograron mantener sus permisos de trabajo, darles un mejor futuro a Katherine y a su otra hija, Alondra, de 2 años.

“Me siento muy orgullosa de mi hija, sentimos que ella maduró a tan corta edad, no se quedó solamente en un rincón llorando, nunca se ha dado por vencida”, dijo la madre, quien aseguró que su familia continuará luchando para denunciar los abusos de poder que pueda cometer Arpaio.

“Nosotros somos la cara de todas esas familias que no se atreven a hablar”, sostuvo.

Por su parte, Katherine desea en el futuro poder hablar directamente con el presidente, Barack Obama, y pedirle que ayude a las familias inmigrantes.

“El presidente tiene el poder de sacar a Arpaio de su puesto. No sé por qué aún no lo ha hecho”, se preguntó.