Tráfico | T 49° H 61%

Inmigración

Invitan a inmigrantes a comprar en negocios que apoyan la reforma migratoria

WUNI News
07/29/2013 10:05 AM
Actualizada: 07/30/2013 11:06 AM

Denver (CO), 29 jul (EFE).- La Coalición de Colorado por los Derechos de los Inmigrantes (CIRC, en inglés) y organizaciones comunitarias y empresariales anunciaron hoy en Denver el inicio de una campaña para invitar a los inmigrantes y a sus aliados a comprar en negocios que apoyan la reforma inmigratoria.

“La reforma no solamente es buena para los inmigrantes, sino también para los negocios y para la economía. Es hora de respaldar a los pequeños negocios de Colorado que públicamente se expresaron a favor de la reforma que ahora se debate en la Cámara de Representantes”, dijo Saida Pérez Garrido, fundadora de la Alianza Migrante Guatemalteca.

Garrido, dueña de un pequeño negocio (ventas de seguros) en Denver, se mostró asombrada “por el apoyo recibido de la comunidad empresarial y del público en general” a favor de este proyecto, que se ha presentado como un “boicot positivo”, que lleve a la gente a recompensar con sus compras a los negocios que respaldan esta causa.

“Ya contamos con casi 400 negocios en todo Colorado que se unieron a nuestra causa y las encuestas dicen que casi tres de cada cuatro residentes en este estado favorecen la reforma”, comentó Garrido.

“La reforma inmigratoria ya dejó de ser un tema controversial”, opinó.

Por su parte, Miriam Peña, de la Coalición Progresista de Colorado (CPC), explicó que este grupo, CIRC, Derechos para Todos y otras organizaciones minoritarias y promotoras de justicia social contactaron a negocios en el área metropolitana de Denver y en el oeste y el sur de Colorado.

Según Peña, la mayoría de los negocios aceptó exhibir en sus vidrieras o puertas un volante indicando que ese negocio está a favor de la reforma migratoria. CIRC, CPC y las otras organizaciones difundirán la lista de esos negocios en sus páginas oficiales en internet y en las redes sociales para que las personas realicen sus compras en esos establecimientos.

 

Juan Gallegos, uno de los portavoces de CIRC, indicó que, de esta manera, “los residentes de Colorado votarán con sus billeteras” y los comerciantes, al ver la importancia de los inmigrantes en la economía local, “llamarán a los congresistas para decirles que dejen de impedir el crecimiento económico del país”.

“Los pequeños negocios de todo el país quieren y necesitan la reforma inmigratoria”, declaró.

La campaña comenzó hoy en cuatro ciudades: Denver, Pueblo, Glenwood Springs y Grand Junction, y se anticipa que en los próximos días se extenderá a otras zonas de Colorado.

Luego, del 4 al 10 de agosto, CIRC, CPC y los otros miembros de la coalición intensificarán su campaña pública a favor de compras en negocios que respalden la reforma migratoria.

Según la información provista por CIRC, todo tipo de empresas se han sumado a esta iniciativa, incluyendo gasolineras, tiendas, restaurantes, hoteles y granjas.

“En Washington nos van a escuchar”, aseveró Garrido.

Otra dueña de negocios, María Maestas, propietaria de un restaurante en Grand Junction, explicó es ciudadana del país desde hace 26 años y que en ese tiempo ha visto “a personas muy trabajadoras que merecen tener las mismas oportunidades” que ella tuvo.

Expresó que muchos indocumentados “han estado aquí tiempo suficiente” como para que los empresarios respalden su pedido de obtener un camino a la legalización y a la ciudadanía.

El profesor de español en la Universidad Colorado Mesa y miembro de la mesa directiva de CIRC Tomas Acker enfatizó que esta campaña es “una manera de darle una voz a los pequeños empresarios” en el marco del debate sobre la reforma migratoria que se realiza en el Congreso.

“Ya no es solamente las voces de los activistas ni solamente las voces de los inmigrantes. Ahora se han sumado también las voces de los empresarios”, indicó.

En Colorado, casi el 10 por ciento de los 5,2 millones de residentes son inmigrantes, según el censo. De ellos, la mayoría son latinos. Entre los hispanos, se estima que unos 185.000 son indocumentados.