Tráfico | T 78° H 76%

Inmigración

Grandes donantes republicanos urgen al partido a aprobar reforma migratoria

WUNI News
07/30/2013 9:43 AM
Actualizada: 07/31/2013 9:44 AM

Washington, 30 jul (EFE).- Más de cien donantes del Partido Republicano, muchos de ellos grandes financieros de las últimas campañas, enviaron hoy una carta a los legisladores republicanos del Congreso urgiéndoles a sacar adelante una reforma migratoria que garantice la legalidad de los once millones de indocumentados.

La carta pide explícitamente que se ofrezca un “estatus legal” a los sin papeles y forma parte de una campaña de presión encabezada por el exsecretario de Comercio Carlos Gutiérrez, que incluye a prominentes figuras afines al Partido Republicano como Tom Stemberg, fundador de la empresa Staples; Karl Rove, exasesor del expresidente George W. Bush y el exvicepresidente Dan Quayle.

“Os escribimos para apremiaros a que reparéis nuestro sistema migratorio roto”, empieza la misiva, siendo conscientes los donantes de la necesidad de que la Cámara de Representantes lance su propia propuesta de reforma nada más regresar del receso de verano, si se quiere un acuerdo definitivo antes de final de año.

“Creemos que es la responsabilidad de nuestros líderes electos garantizar que las leyes nos mantienen seguros y ayudan a crecer a nuestra economía. Nuestro actual sistema migratorio no hace ninguna de las dos cosas”, se muestra contundente la carta, que critica que en la actualidad se premie a “quienes rompen la ley” y no se vigilen suficientemente las fronteras.

La carta de los donantes llega en un momento crucial del proceso de negociación para la reforma, después de que en junio el Senado aprobase su propuesta y cuando la pelota está sobre el tejado de la Cámara -controlada por los republicanos-, por lo que son los congresistas conservadores quienes tienen la llave de la cuestión en esta etapa.

El Congreso inicia el receso de verano la semana que viene, por lo que parece muy poco probable que la Cámara lance su propuesta antes de las vacaciones, y, presumiblemente, habrá que esperar a septiembre para ver los próximos pasos.