Tráfico | T 34° H 79%

Inmigración

Niños escriben cartas al Partido Republicano en respuesta a palabras de King

WUNI News
07/30/2013 9:38 AM
Actualizada: 07/31/2013 9:40 AM

Los Ángeles, 30 jul (EFE).- Más de tres docenas de niños de origen hispano de Los Ángeles enviaron hoy cartas al Partido Republicano, en las que critican al congresista Steve King por sus acusar a los inmigrantes de pasar droga por la frontera.

King, representante republicano por Iowa,levantó una fuerte polémica la semana pasada al poner en duda la honradez de gran parte de los “soñadores”, jóvenes indocumentados que llegaron al país siendo niños traídos por sus padres.

“Por cada uno de estos, hay otros cien que pesan 60 kilos pero tienen las pantorrillas como melones porque en ellas esconden otros 34 kilos de marihuana cuando cruzan el desierto. A esta gente también se la legalizará con la misma ley”, dijo el congresista por Iowa.

En respuesta a estas acusaciones, unos 40 niños de edades entre 7 y 14 años del Centro Juvenil Hank Lacayo en Van Nuys, al norte de Los Ángeles, decidieron escribir al Partido Republicano para cuestionar a King.

Gloria Saucedo, directora de la organización Hermandad Mexicana Transnacional y del Centro Juvenil Hank Lacayo, declaró a EFE que estos niños “han vivido con el miedo de las deportaciones de sus padres pero el motivo principal de hoy fue pedirle al Partido Republicano que apoye una reforma migratoria con derecho a la ciudadanía y aclarar que ellos no son traficantes de drogas”.

Los niños se refirieron al comentario de King diciendo que “si tienen sus pantorrillas gruesas es porque van caminando todos los días a la escuela, porque sus padres no tienen licencia de manejar (vehículo) y además porque practican el fútbol”, agregó Saucedo.

Las cartas serán entregadas mañana por activistas de Hermandad Mexicana Transnacional en las oficinas principales del Partido Republicano en Burbank, al norte de Los Ángeles, explicó la dirigente.

La directora del centro Hank Lacayo lamentó “los insultos” del congresista, sobre todo “después de haber trabajado tanto en la comunidad para prevenir el consumo de drogas” y de haber logrado mejorar la zona, que era considerada “una de las más peligrosas de Estados Unidos por el consumo de drogas y por las pandillas”.