Tráfico | T 36° H 93%

Inmigración

Grupos civiles demandan la nueva ley de sufragio de Carolina del Norte

WUNI News
08/13/2013 11:29 AM
Actualizada: 08/13/2013 11:44 AM

Charlotte (NC), 13 ago (EFE).- La nueva ley de voto que el gobernador republicano de Carolina del Norte, Pat McCrory, firmó este lunes ya recibió tres demandas judiciales por parte de grupos civiles que consideran que es una de las legislaciones de su clase más restrictivas del país.

La HB 589 requiere a los votantes presentar una identificación en la casilla de votación y reduce las jornadas de sufragio anticipado, lo que convierte a este estado en el primero del país en aprobar este tipo de legislación después que la Corte Suprema decidiera en junio pasado anular partes de la Ley de Derecho al Voto de 1995.

El Advancement Project demandó al estado a nombre de Rosanell Eaton, una afroamericana de 92 años que ha votado los últimos 70 años, y que, bajo la nueva ley, no podrá hacerlo, ya que el nombre que aparece en su licencia de conducir no coincide con el del certificado de nacimiento y tarjeta de votación.

Con su demanda, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) y la Coalición Justicia Social del Sureste esperan que se pueda dar marcha atrás en la parte de la HB 589 que elimina una semana de voto temprano, además del registro y sufragio el mismo día.

“Vamos a tener problemas en las elecciones, ya que se formarán largas filas y generarán caos por las personas esperando horas como lo observamos en estados como la Florida el año pasado. Miles se quedarán sin votar”, explicó hoy a Efe Allison Riggs, de la Coalición de Justicia Social del Sureste, localizada en Durham, al norte del estado.

En las elecciones de 2012, 2,5 millones de personas sufragaron temprano, más de la mitad del total del electorado de Carolina del Norte, de los cuales el 70 % fueron afroamericanos, que generalmente favorecen al Partido Demócrata.

Por su parte, el congresista G.K. Butterfield solicitó el lunes al fiscal general de EE.UU, Eric Holder, que utilice los “mecanismos legales para proteger los derechos de los votantes”.

“Con una sola firma, McCrory ha revertido 30 años de progreso y reinstaura prácticas discriminatorias propias de estados del sur del país de las décadas de los años sesenta y setenta”, afirmó a la prensa Butterfield.

Asimismo, el fiscal de Carolina del Norte, Roy Cooper, destacó que la nueva ley es “mucho más que requerir a los votantes presentar una identificación”.

“Impide a los nuevos votantes preregistrase para que puedan hacerlo una vez que cumplan los 18 años de edad, no coloca límite a las donaciones de candidatos e impide que la persona vote si se presenta en el precinto equivocado”, apuntó Cooper.

McCrory argumentó que la ley restablecerá la “credibilidad” del sistema electoral, a pesar que en las últimas elecciones se han investigado menos de 200 irregularidades.

El requisito de la identificación con foto entrará en vigor en las elecciones de 2016.