Tráfico | T 47° H 80%

Noticias Locales | Salud

Preguntas frecuentes sobre el riesgo de intoxicación con Monóxido de Carbono

WUNI News
01/21/2014 8:15 AM
Actualizada: 01/21/2014 1:49 PM

Preguntas Frecuentes sobre el llamado “Asesino Silencioso”


¿Cuál es el problema?

El monóxido de carbono, o CO, es un gas inodoro e incoloro que puede enfermar y matar repentinamente. El monóxido de carbono se encuentra en emanaciones de combustión, tales como las que producen los automóviles y los camiones, los motores pequeños de gasolina, cocinas, faroles, madera y carbón encendidos, cocinas de gas y sistemas de calefacción. El monóxido de carbono de estas fuentes puede acumularse en espacios cerrados o semicerrados. Las personas y los animales que se encuentran en estos espacios pueden intoxicarse si lo respiran.

Los síntomas más comunes de la intoxicación por monóxido de carbono son dolor de cabeza, mareo, debilidad, náusea, vómitos, dolor de pecho y confusión. La ingestión de altos niveles de monóxido de carbono puede producir desmayo y hasta la muerte. Salvo que se sospeche la causa, la intoxicación por monóxido de carbono puede ser difícil de diagnosticar debido a que los síntomas son similares a los de otras enfermedades. Las personas que duermen o están intoxicadas pueden morir de intoxicación por monóxido de carbono antes de llegar a sentir los síntomas.


 

¿Quién corre este riesgo?

Todas las personas y los animales corren riesgo de intoxicarse con monóxido de carbono. Ciertos grupos (neonatos, bebés y personas con enfermedad cardíaca crónica, anemia, o problemas respiratorios) son más susceptibles a los efectos de este gas. Cada año, más de 500 estadounidenses mueren de intoxicación por monóxido de carbono involuntaria, y más de 2,000 se suicidan intoxicándose intencionalmente.


 

¿Se puede prevenir?

Sí, usted puede prevenir la intoxicación por monóxido de carbono si adopta algunas sencillas precauciones para asegurarse de que:

  • todos los artefactos domésticos que consumen combustible estén debidamente instalados y sean debidamente mantenidos y operados;
  • los hornos, calentadores de agua y secadores de gas sean inspeccionados anualmente por un técnico de servicio competente;
  • las chimeneas del hogar y sus tiros sean inspeccionados y se limpien todos los años;
  • los calentadores de ambiente que consumen combustible sin salida de ventilación se usen solamente cuando haya una persona despierta para vigilarlos y las puertas o ventanas de la habitación estén abiertas para que entre aire fresco;
  • los sistemas de escape de los automóviles sean inspeccionados regularmente para detectar defectos; y los caños de escape de los automóviles sean inspeccionados regularmente para detectar bloqueos de nieve durante los meses de invierno.

Recuerde:

  1. nunca use una cocina u horno de gas para calentar una casa;
  2. nunca use una parrilla de carbón, hibachi, lámpara o cocina de campamento portátil dentro de una casa, carpa o cámper;
  3. nunca accione un generador, una máquina de lavado a presión, o un motor de gasolina dentro de un sótano, garaje u otra estructura cerrada, aun cuando las puertas o ventanas estén abiertas, a menos que el equipo haya sido instalado y provisto de salida de ventilación por un profesional;
  4. nunca encienda un vehículo motorizado, máquina de lavado a presión, o motor de gasolina fuera de una ventana o puerta abierta cuando el escape tiene salida a un área encerrada;
  5. nunca deje encendido el motor de un vehículo estacionado en un lugar cerrado o semicerrado, como un garaje cerrado.

Saber estas cosas es esencial para prevenir la intoxicación por monóxido de carbono. En la mayoría de los casos de intoxicaciones involuntarias, las víctimas no se dieron cuenta de que se estaba produciendo o acumulando monóxido de carbono en el aire que respiraban. El monóxido de carbono se puede detectar fácil y económicamente en el hogar. Existen varias alarmas de monóxido de carbono relativamente económicas. Considere colocar una alarma de monóxido de carbono en cada nivel de su casa y en los dormitorios.

 

Fuente: Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades  http://1.usa.gov/1l7UO7K