Tráfico | T 73° H 37%

Futbol Americano

Manning no habló de “legado” y Sherman le alabó su figura

WUNI News
01/28/2014 10:33 PM
Actualizada: 01/29/2014 1:04 PM

Nueva York (EE.UU.), 28 ene (EFE).- La tradicional jornada del “Media Day” del 48 Super Bowl de la NFL se completó en el Prudential Center, de Newark (Nueva Jersey) se completó con el mariscal de campo Peyton Manning, de los Broncos de Denver, y el esquinero Richard Sherman, de los Seahawks, como los grandes protagonistas.

Manning, de 37 años, que paso de estar al borde de lar tirada hace tres temporadas a jugar su tercer Super Bowl como profesional, dijo que no le preocupaba el clima que se diese durante el partido y tampoco quiso hablar de su legado.

“Desde los 25 años me han hecho la misma pregunta, todavía estoy jugando listo para luchar por un nuevo anillo, y no creo que sea el momento de hablar de mi legado cuando todavía estoy en plena carrera profesional”, destacó Manning, que ya ganó un Super Bowl con los Colts de Indianápolis, en el 2006, algo que dijo fue muy especial.

Manning tiene el mismo objetivo y sueño con los Broncos que el que vio cumplido con los Colts, su equipo anterior con el que jugó durante 14 temporadas seguidas.

“Estuve en una cultura por 14 años y el poderlo hacer ahora en un equipo diferente es bueno. Si dejas de aprender estás en problemas y los últimos dos años he seguido aprendiendo con un equipo nuevo. Es bueno estar estimulado y creciendo. Me siento mejor de lo que podría pensar y sigo motivado por jugar cada día”, destacó.

Por su parte, el entrenador en jefe de los Broncos, John Fox, que es el primero en la NFL que llega al Super Bowl con dos equipos diferentes, lo hizo con los Panthers de Carolina,

El entrenador en jefe de los Broncos, John Fox, admitió que Manning en uno de los mejores mariscales de todos los tiempos y se sentía afortunado de poderlo dirigir, a la vez de tener como directivo a John Elway, otro de los legendarios que ganó dos títulos de Super Bowl con el equipo de Denver.

“Trabajo con uno que de hecho es mi jefe, John Elway, así que no quiero lograr que se enojé pero sé que (Peyton Manning) es uno de los mejores en la historia y está muy emocionado de estar aquí. Trabajó muy fuerte para poder regresar al Super Bowl”, señaló Fox.

Sobre el clima, factor que ha sido tema central para el partido del próximo domingo comentó “los elementos siempre juegan un papel pero la buena noticia es que los dos equipos tienen el mismo problema.

“Te ajustas si hay viento y otras cosas, pero las reglas del juego son así y lo sabíamos. El partido se llevará a cabo y en eso es en lo que estamos pensando”, subrayó Fox. “Hemos jugado en diferentes tipos de climas. Nuestro equipo está preparado para ello y haremos un gran partido”.

Mientras que el receptor abierto estelar de los Broncos, Demaryius Thomas, que brilló durante la temporada regular como uno de los objetivos favoritos de Manning, es consciente que volverá ser decisivo en el partido más importante del año y más si el que lo va a marcar será el propio Sherman.

Thomas, quien acumuló 14 recepciones de touchdown en este 2013, está perfilado para enfrentarse a Sherman, un duelo que puede definir el resultado final del partido, y para el que dijo está preparado aunque reconoció que la línea secundaria de los Seahawks es la mejor a la que se ha enfrentado.

El receptor estelar de los Broncos también tendrá la motivación especial de jugar lo mejor que pueda para que su madre y abuela lo puedan ver desde una cárcel federal de Florida, donde cumplen condena por tráfico de drogas.

“Estoy listo para jugar el partido de mi vida porque nunca pensé estar aquí y además junto a figuras como Manning y Wes Welker, simplemente, algo increíble”, agregó Thomas. “No quiero defraudar a nadie”.

Lo mismo espera hacer Sherman, el hombre más mediático de los Seahawks, que disputa su primer Super Bowl, en lo que será el segundo en la historia del equipo.

Sherman todavía no ha ganado el Super Bowl, pero ya se convirtió en el jugador que mayor atracción generó entre los cientos de periodistas y el que más preguntas recibió.

“Esto es un sueño hecho realidad, todo lo que soñé cuando niño, el sueño de Joe Montana, Jerry Rice, Steve Young, Deion Sanders y Randy Moss, tener la oportunidad de estar aquí es increíble”, declaró Sherman, que en ningún momento perdió la sonrisa. “El Super Bowl es un gran evento para el mundo del deporte y me encanta el ambiente que se vive”.

Sherman, que dijo que estaba olvidada toda la polémica que surgió durante el partido de la final de la Conferencia Nacional (NFC) cuando los Seahawks ganaron a los 49ers de San Francisco (23-17) y al concluirlo dijo algunas frases nada correctas que le valieron una multa de 7.875 dólares por parte de la NFL.

“Me arrepiento de lo que sucedió con los comentarios que hice contra Michael Crabtree, porque es una buena persona, pero aprendí del error y ahora estoy centrado sólo en lo que debo hacer el próximo domingo”, agregó Sherman. “Nada menos que enfrentarme al mejor mariscal de campo que hay en la NFL”.

Por su parte, el entrenador en jefe de los Seahawks, Pete Carroll, que disputa su primer Super Bowl, defendió la gran aportación del corredor Marshawn Lynch, que sólo permaneció seis minutos y 16 segundos en el “Media Day”, de Sherman y del mariscal de campo Russell Wilson.

“Tenemos un grupo de jugadores maravillosos que han hecho una temporada excepcional y queremos cerrarla con el broche de otro de un gran partido en el Super Bowl”, agregó Carroll.