Tráfico | T 57° H 96%

Futbol Americano

43-8. Los Seahawks detienen a Manning y ganan el Super Bowl

WUNI News
02/03/2014 12:20 AM
Actualizada: 02/03/2014 1:02 PM

Redacción Deportes (EE.UU.), 2 feb (EFE).- La defensa de los Seahawks de Seattle vivió su gran noche al controlar las acciones del legendario mariscal de campo Peyton Manning y se proclamaron campeones del XLVIII Super Bowl de la NFL al vencer por 43-8 a los Broncos de Denver.

El “linebacker” Malcolm Smith, que fue nombrado el Jugador Más Valioso (MVP) del Super Bowl, y se convirtió en el tercer “linebacker” en la historia del Super Bowl en conseguir ese nombramiento, interceptó un pase de 69 yardas hasta las diagonales.

Smith fue apoyado por el receptor abierto Percy Harvin, que regresó 87 yardas una patada de entrega de balón hasta la zona de anotación.

Mientras que el mariscal de campo Russell Wilson lanzó dos pases de “touchdown”, y los tres representaron la superioridad en la ofensiva de los Seahawks, ante los 82.529 asistentes al partido disputado en el MetLife Stadium, de East Rutherford (Nueva Jersey).

Los Seahawks con una poderosa defensiva, la más complicada de la Liga, y el desconcierto que tuvo la de los Broncos fueron siempre el mejor equipo sobre el terreno de juego.

Además tuvieron también un control absoluto sobre las acciones del mariscal de campo Peyton Manning, que jugó fuera de control y en su peor partido de la temporada, consiguieron su primer título de Super Bowl.

El resultado se acercó al más amplio en la historia de Super Bowl, el de 1990 cuando los Broncos perdieron 10-55 contra los 49ers de San Francisco.

El castigo a los Broncos, que vieron caer su marca a 2-5 en Super Bowls, lo inició el corredor de origen puertorriqueño Knowshon Moreno, que recuperó un “fumble” en la zona de anotación al inicio del primer cuarto y le dio los primeros dos puntos a los Seahawks, para abrir el camino a un ataque que los Broncos nunca pudieron entender ni controlar.

Habían pasado tan sólo dos segundos del inicio del partido cuando se dio la acción que marcaría el rumbo del evento deportivo más importante que se disputa en Estados Unidos cada año.

El pateador Steven Hauschka anotó dos goles de campo de 31 y 33 yardas en ese mismo cuarto para que los Seahawks mantuvieran el control en todas las facetas del juego.

En el segundo cuarto, cuando parecía que el protagonismo de Manning empezaría a notarse en el campo de juego, el corredor Marshawn Lynch avanzó una yarda para anotación y Smith regresó 69 yardas hasta la zona de diagonales una interceptación, la primera que sufrió el legendario mariscal de campo de los Broncos.

Ambos equipos se fueron al descanso de la primera parte con el marcador 22-0 favorable a los Seahawks, que nunca permitieron a la ofensiva de los Broncos rendir a su mejor nivel.

El poderoso ataque del equipo de Seattle y la débil defensa de los Broncos quedó en evidencia nuevamente cuando al inicio del tercer cuarto el receptor abierto Percy Harvin regresó 87 yardas en la entrega de balón del inicio del juego hasta la zona de “touchdown” y amplió la diferencia a 29-0.

El brazo del mariscal de campo Wilson apareció en el tercer periodo, cuando hizo conexión con pase de 23 yardas al receptor Jermaine Kearse para otra anotación de Seattle.

Como respuesta, Manning construyó seis jugadas que permitieron a los Broncos conseguir sus primeros puntos.

Manning encontró a su receptor preferido Demaryius Thomas con un envío de 14 yardas hasta la zona de diagonales, y luego hizo jugada de conversión con otro receptor Wes Walker, para poner números de 36-8 y evitar la blanqueada y no ser el equipo con la anotación más baja en un Super Bowl.

En el último periodo Wilson mandó su segundo pase de “touchdown”, al encontrar con pase de 10 yardas al receptor Doug Baldwin y sentenció el marcador 43-8.

El mariscal de campo de Seattle, Wilson, completó 18 de 25 pases, sumó 206 yardas, tuvo dos pases de “touchdown”, sin interceptación y dejó en 123,1 el índice pasador, comparado al de 73,5 de Manning.

El veterano mariscal de campo, que perdió su segundo Super Bowl, esta vez con equipo diferente a los Colts de Indianápolis, que lo hizo por primera vez, completó 34 de 49 pases, consiguió ganancias de 280 yardas, tuvo un pase de “touchdown” y fue interceptado en dos ocasiones.

La derrota de Manning, quien nunca supo responder a la poderosa defensa de los Seahawks, nuevamente levanta los rumores de que nunca ha estado preparado para los grandes partidos y se le vuelve a cuestionar su legado.

Manning, de 37 años, que ganó el premio de Jugador Más Valioso (MVP) y de Mejor Jugador Ofensivo de la Liga, se quedó con marca de 11-12 en juegos de postemporada, y de 1-2 en partidos de Super Bowl.

Esta vez la defensa de Seattle obligó a cuatro pérdidas de balón, mientras que los Broncos tuvieron 26 en toda la temporada.

Etiquetas