Tráfico | T 47° H 83%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

De Gucht dice que EE.UU. y la UE están listos para tratar el núcleo del pacto comercial

WUNI News
02/18/2014 4:35 PM

Washington, 18 feb (EFE).- El comisario de Comercio de la Unión Europea (UE), Karel de Gucht, señaló hoy que las conversaciones del Tratado de Comercio e Inversiones (TTIP) con EE.UU. están listas para “adentrarse en el corazón de las negociaciones”, al reconocer que los obstáculos están más claros.

“La ronda de conversaciones está lista ya para adentrarse en el corazón de las negociaciones”, afirmó De Gucht en una rueda de prensa en la sede de la delegación de la UE en Washington, tras culminar dos días de reuniones con su homólogo estadounidense Michael Froman”.

“Sí, va a haber áreas en las que no seremos capaces de ponernos de acuerdo. Eso está bien”, sostuvo el comisario europeo.

Como ejemplo, puso la carne de ternera alimentada con hormonas que, dijo, “no será permitida en la UE, no será parte de las negociaciones. No lo hemos discutido ni lo discutiremos”.

Asimismo, rechazó que “vayamos a reducir los estándares sanitarios, de protección al consumidor o al medioambiente en Europa” e indicó que sí se plantean reducir aún más las tarifas aduaneras.

Pese a ello, apuntó que las conversaciones sobre el TTIP, que arrancaron en julio de 2013, van por “buen camino” y reiteró que se debe mantener un objetivo “ambicioso”, especialmente en las cuestiones regulatorias, de licitaciones públicas y servicios.

De Gucht reconoció, además, que ahora es “cuando se comienzan a navegar aguas políticas”, lo que implica problemas añadidos.

Entre ellos, se refirió a la “Autoridad de Promoción de Comercio (TPA, en inglés), mecanismo legislativo que la Casa Blanca ha solicitado para agilizar el paso del acuerdo por el Congreso.

Dicho mecanismo, conocido como la “vía rápida”, evita que los legisladores puedan agregar enmiendas a lo pactado por los negociadores, y solo les permite votar a favor o en contra.

Por ahora, el Congreso, con la oposición de gran parte de los demócratas, ha rechazado esta posibilidad.

De Gucht aseguró que se trata de “un debate de EE.UU.”, y por tanto él no va a “dar lecciones” sobre el tema.

Sin embargo, precisó que si se llega “al final de las negociaciones, será prácticamente imposible cerrar un acuerdo si no hay un TPA en ese momento. Cómo llegamos a esa cuestión, corresponde a los EE.UU. Froman es plenamente consciente”.

La próxima ronda de negociaciones tendrá lugar en Bruselas del 10 al 14 de marzo, encabezadas por los jefes de negociación, el español Ignacio García Bercero y el estadounidense Dan Mullaney.

De Gucht y Froman volverán a reunirse, por su parte, “después del verano”, indicó el comisario europeo.

Según un estudio de la Cámara de Comercio de EE.UU., la eventual aprobación del tratado añadiría 120.000 millones de dólares a los 650.000 millones anuales que en la actualidad genera el comercio bilateral.

El acuerdo, de concretarse, constituiría la mayor zona de libre comercio global y supondría el 50% de la actividad económica mundial.

Aunque no se ha dado una fecha límite para alcanzar el acuerdo, ambas partes han reconocido que esperan que para el final de 2014 se pueda contar con un borrador definitivo.

Etiquetas