Tráfico | T 55° H 96%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Paraguay quiere ser centro de producción de bajo costo de industria de Brasil

WUNI News
02/18/2014 5:15 PM
Actualizada: 02/18/2014 5:54 PM

Asunción, 18 feb (EFE).- Paraguay aspira a convertirse en el centro de producción de bajo costo de las industrias de Brasil, como se puso de manifiesto hoy en el mayor encuentro empresarial de estos países vecinos en dos décadas.

Esto se dio a conocer con motivo de la visita a Asunción de una delegación de 170 brasileños, desde dueños de pequeñas compañías fronterizas hasta directivos de gigantes como Odebrecht, OAS y Queiroz Galvão, así como representantes de asociaciones empresariales y sindicatos.

Buscan nuevos negocios, incentivados por la pérdida de competitividad de algunos sectores brasileños en los últimos años, reconocida abiertamente por sus empresarios en el seminario que los reunió hoy en un hotel asunceno.

Edson Campagnolo, el jefe de la misión, que estimó que es la más concurrida en los últimos veinte años, apostó por un “nuevo modelo” de integración económica regional, aunque dejando fuera a Venezuela, Bolivia y Argentina por la “intranquilidad” a la hora de hacer negocios.

En ese sentido, Eduardo Felippo, presidente de la Unión Industrial Paraguaya, animó a las compañías brasileñas a trasladar a su país las líneas de producción más caras, que usan alto nivel de mano de obra y energía.

“No estamos invitando a que cierren y se muden acá, sino a complementarse” con la producción en Paraguay, dijo.

El país cuenta con un régimen de incentivos tributarios para estimular la implantación de maquilas inspirado en el creado por México para atraer fábricas estadounidenses tras la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Una de las empresas que se acogió a esa modalidad es la multinacional japonesa Fujikura, que en diciembre de 2011 comenzó a producir cableados para automóviles brasileños desde una planta en Ciudad del Este.

La compañía optó por instalarse en Paraguay en lugar de en Brasil principalmente por la diferencia de costos, dijo a Efe Ignacio Ibarra, el presidente de sus operaciones en Suramérica.

Según Ibarra, aunque la variación en salarios es poca, los impuestos, beneficios sociales y el seguro de salud hacen que un trabajador en Brasil cueste un 96 % más a la empresa que uno en Paraguay.

Ese es uno de los ingredientes del llamado “costo Brasil”, que encarece la producción en su territorio y que hace que algunos sectores sean incapaces de competir con las importaciones de China.

Implantar parte de la cadena de producción en Paraguay puede ser una vía para sobrevivir, según Campagnolo.

“No se trata de crecer en Paraguay sacando empresas de Brasil”, coincidió el ministro paraguayo de Industria y Comercio, Gustavo Leite.

Otro factor a favor de Paraguay es su abundante energía, gracias a las turbinas de las enormes hidroeléctricas binacionales de Itaipú y Yacyretá.

Según cálculos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) divulgados por Leite, en Paraguay la electricidad es un 63 % más barata que en Brasil.

Además, la mayoría de los productos elaborados en Paraguay puede entrar a la Unión Europea (UE) sin pagar aranceles, mientras que Bruselas canceló ese beneficio a los que salen de fábricas de Brasil al considerar que ese país ha alcanzado un nivel medio de desarrollo.

En la casilla de las desventajas de Paraguay están su bajo nivel educativo, aunque Leite destacó que la mano de obra se puede entrenar, y su infraestructura deficiente, según ha reconocido el propio Gobierno.

El ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Ramón Jiménez, anunció hoy licitaciones por 7.500 millones de dólares en los próximos cuatro años para mejora de hidrovías, carreteras, el aeropuerto de Asunción, redes eléctricas, alcantarillado y saneamiento.

Participar en esos concursos es un atractivo para algunas compañías brasileñas presentes en el acto.

Brasil vendió a Paraguay bienes por valor de 2.997 millones de dólares en 2013, mientras que las importaciones sumaron 1.040 millones.

En el país guaraní hay implantadas 32 empresas brasileñas, que el año pasado exportaron de vuelta a Brasil productos por tan solo 208 millones de dólares. El Gobierno de Paraguay espera que, tras esta visita, otras compañías sigan su ejemplo.