Tráfico | T 50° H 83%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Uruguay promete diálogo con Argentina antes de estudiar una demanda ante OMC

WUNI News
02/18/2014 8:55 PM

Washington, 18 feb (EFE).- El canciller de Uruguay, Luis Almagro, afirmó hoy que su país confía en resolver mediante el diálogo las tensiones con Argentina y no se plantea por ahora llevar una disputa comercial ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“Mientras tengamos una instancia de diálogo y de negociación bilateral, no vamos a abrir un frente jurisdiccional. Para nosotros, el esquema hoy para resolver esto es la mesa de diálogo”, dijo Almagro en una entrevista con Efe en Washington, donde se encuentra de visita oficial.

A comienzos de este mes, Almagro aseguró ante una Comisión Permanente del Parlamento uruguayo que el Gobierno de José Mujica podría presentar una demanda ante la OMC por la reciente decisión del Gobierno argentino de impedir el transbordo de buques de mercancías argentinos en puertos uruguayos.

El ministro de Exteriores matizó hoy que, antes de estudiar esa opción, Uruguay quiere buscar una salida en el mecanismo de diálogo entre cancilleres que Mujica y la presidenta argentina, Cristina Fernández, acordaron crear a finales de enero durante la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

“(La posibilidad de acudir a la OMC) no está ni dentro ni fuera de la mesa”, aseguró. “Hoy tenemos esta instancia de diálogo; si esta instancia de diálogo resuelve las cosas, entonces no hay necesidad de acudir a nada más”.

Almagro se reunió en Washington con el subsecretario de Estado de EE.UU., William Burns, y con el principal asesor para Latinoamérica de la Casa Blanca, Ricardo Zúñiga, con quienes conversó sobre su voluntad de revitalizar el comercio bilateral.

“Estados Unidos ha sido siempre un socio comercial importante en Uruguay, pero hemos visto que en determinadas variables se ha reducido la inversión norteamericana en Uruguay, a partir de la crisis económica o financiera y hasta ahora”, comentó.

El ministro confió además en que “algún día, en un futuro no muy lejano, pueda haber una variable de conversación entre Mercosur y EE.UU.” y otra similar entre el organismo regional y China.

“En este momento Mercosur tiene instancias de negociación solamente con la Unión Europea. Tenemos que ir a otros caminos que permitan una mejor integración del Mercosur a todas las dinámicas del comercio mundial”, opinó.

Respecto a la situación en Venezuela, señaló que para Uruguay es “condenable” que haya líderes opositores que digan que las manifestaciones deben seguir “hasta que caiga (el presidente venezolano, Nicolás) Maduro”.

“Eso es improcedente. Acá se necesitan procesos electorales y se necesita reafirmar la estabilidad democrática, no perjudicarla”, subrayó, sin aclarar si se refería al dirigente opositor Leopoldo López, quien hoy se entregó a las autoridades venezolanas.

Durante su visita a Washington, Almagro dio además una conferencia en la American University sobre la agenda de derechos humanos del Gobierno uruguayo, incluidas las recientes leyes sobre la venta legal de marihuana, el aborto o el matrimonio homosexual.

“No pretendemos ser ejemplo para nadie, ni que nadie deba seguir el modelo Uruguay”, respondió el ministro a la pregunta de si Uruguay ha abierto un debate en temas que hasta ahora eran tabú para muchos Gobiernos latinoamericanos, como el aborto.

“No podemos juzgar, y no debemos juzgar a nadie, porque cada país va encontrando sus pactos sociales y va viendo maneras de resolver sus agendas políticas en función de sus necesidades”, indicó.

En el mismo sentido, Uruguay no pretende que otros países despenalicen también la venta de marihuana, pero sí considera que “no hay fórmulas perennes” y que todas ellas deben “ajustarse” cuando se detecten errores, como ocurrió en su país, explicó.

Sobre la posibilidad de cambiar la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de EE.UU. a otro país que haya ratificado la Convención Americana de Derechos Humanos, aseguró que por ahora Uruguay no ha decidido si esa medida es necesaria.

Consideró que, mientras tanto, es necesario que los países latinoamericanos aumenten sus aportaciones financieras a la CIDH, porque ahora “las elecciones presupuestarias dependen de países que no forman parte de la Convención, y eso no es lo mejor para el sistema”.

Almagro visitará el miércoles y el jueves Nueva York para participar en varias actividades junto al ministro de Economía uruguayo, Mario Bergara, y tanto allí como en Miami, donde estará el viernes y el sábado, se reunirá con residentes uruguayos.