Tráfico | T 50° H 66%

Nacionales | OSCAR

“En los Óscar nunca gana la película que yo quiero”, dice Esteban Crespo

WUNI News
02/19/2014 10:14 PM
Actualizada: 02/20/2014 12:08 PM

Los Ángeles (EE.UU.), 19 feb (EFE).- En lo más alto de una de las torres de Hollywood, entre modernas tapas de pulpo y bacalao, el equipo del cortometraje español nominado al Óscar, “Aquel no era yo”, continuó hoy tratando de recabar apoyos en su carrera por la disputada estatuilla que se entregará el próximo 2 de marzo en Los Ángeles.

Su director, Esteban Crespo, acompañado por el actor Gustavo Salmerón, y parte del equipo técnico del filme desplazado a la meca del cine, presentaron el corto a un centenar de invitados entre los que no faltó una nutrida representación de la comunidad española en la ciudad.

El evento, organizado por la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid con el apoyo de la de la Oficina de Turismo de España en Los Ángeles, tuvo como escenario la azotea de diseño del hotel Andaz, y sirvió también para promocionar la capital española como destino vacacional.

“Yo estoy disfrutando la experiencia, lo estoy pasando bien”, dijo Crespo a Efe en una entrevista con la urbe californiana a sus pies.

El realizador y su equipo están desde principio de mes en Estados Unidos haciéndose oír, llamando a puertas y aprovechando cada ocasión que se les pone delante para dar a conocer su trabajo a los miembros de la Academia de Hollywood, una campaña limitada de recursos pero intensa.

“Yo vine con la intención de hacer todo lo que tuviéramos que hacer para ganar ese Óscar, y quedarnos tranquilos de que hemos hecho todo. Si no ganamos es porque hay otro mejor o porque esto funciona así”, explicó el director.

La crítica estadounidense, en palabras de Crespo, se ha mostrado dividida frente al corto por su tratamiento explícito de la violencia, algo que se ha convertido en el “hándicap absoluto” en este país de un filme sobre niños soldados que intenta provocar una reacción en el espectador.

“Las hay muy buenas (críticas) y muy malas y beligerantes, pero incluso las muy malas dicen que está muy bien hecho. Se meten con el trasfondo”, manifestó el autor.

Sobre el papel, el principal rival de “Aquel no era yo” es “The Voorman Problem”, una producción británica que cuenta con la estrella de “The Hobbit” Martin Freeman en el reparto, y cuya sola presencia es de esperar que arrastre muchos de los votos.

“Si tienes un actor de ese nivel, tu campaña está a otro nivel que la nuestra”, reconoció Crespo que apuntó otro factor a favor de “The Voorman Problem”: “Si te fijas en los académicos fuera de Estados Unidos, el 85 % son ingleses”.

Pero este madrileño no pierde la esperanza y su entorno irradia optimismo. Tiene claro que acudirá a la gala en el teatro Dolby con un discurso preparado y es rotundo cuando dice que, por calidad, tiene “el corto para ganar”.

“Soy muy consciente de cómo funciona la Academia, no ganan los mejores. A mí, de hecho, me encanta ver la ceremonia, nunca gana la película que yo quiero”, comentó antes de añadir que llevarse el galardón sería “un subidón”.

Para Salmerón, quien está aprovechando la repercusión del corto para “buscar trabajo” en Hollywood, el premio está ya en ser candidatos.

“Si te lo dan (el Óscar) ya es un sueño, estar nominados es lo importante, es la aventura. El poder estar aquí”, apuntó.

Crespo coincide en que pase lo que pase siempre le quedará el recuerdo de cuando Cate Blanchett le dio la mano en la foto de la comida de los nominados, de cuando estuvo de celebración con el guionista de “12 Years a Slave”, y cuando se codeó con Bono de U2.

“Eres un nominado para el resto de tu vida”, dijo Crespo que está manteniendo reuniones en Los Ángeles con gente de la industria para hablar de su futuro aunque es prudente a la hora de valorar el impacto de su candidatura.

“Esto te ciega, llegas a un sitio donde parece que te quieren, que quieres que hagas una carrera aquí, pero no sé si puede llevar a algo”, sentenció. Lo que tiene claro es que pase lo que pase en los Óscar la noche del 2 de marzo será un festejo.

“Van a venir amigos (desde España) de todos los que estamos aquí y, si nos podemos colar en alguna fiesta, mejor que mejor”, declaró Crespo.

Etiquetas