Tráfico | T 43° H 80%

Espectáculos | OSCAR

Los Óscar contarán con 10.000 flores y 5.000 botellas de champán y vino

WUNI News
02/24/2014 7:43 PM
Actualizada: 02/25/2014 11:54 AM

Los Ángeles (EEUU), 20 feb (EFE).- La Academia de Hollywood agasajará a los 1.500 invitados del Governors Ball, la fiesta oficial posterior a los Óscar, con una cena que incluirá cerca de 5.000 botellas de champán y vino dentro de una sala decorada con 10.000 flores procedentes de varios países.

El evento, que tendrá lugar en una sala próxima al Teatro Dolby, donde se llevará a cabo la gran gala del cine, contará con una decoración relacionada con la naturaleza, con numerosos detalles florales, paneles y jardines verticales de diseño “clásico y elegante”, según Cheryl Cecchetto, productora de la fiesta.

De hecho, los organizadores dispondrán de 10.000 plantas llevadas específicamente para la ocasión desde Colombia, Ecuador, Holanda y Nueva Zelanda, con la intención de convertir ese espacio en un parque por donde pasear, charlar y disfrutar de los cócteles.

El artista John Legend pondrá el toque musical en esta fiesta, en la que se descorcharán 1.350 botellas de champán y 2.400 botellas de vino.

Pero, tal y como recuerda el chef austríaco Wolfgang Puck, lo que verdaderamente importa a los invitados es la comida, ya que algunos “pasan toda la semana sin comer para poder entrar en sus trajes y vestidos y llegan a la cena muertos de hambre”.

Para evitar desvanecimientos, Puck, con ayuda del chef Matt Bencivenga, ha preparado un menú que promete dejar satisfechos a todos los presentes, independientemente de que hayan ganado la estatuilla dorada o no.

“No es el momento de experimentar, así que nos ceñimos a los platos más exitosos, de los que más disfruta la gente en nuestros restaurantes”, comentó Puck, relamiéndose entre las muestras de comida que su equipo enseñó a la prensa.

La noche del 2 de marzo se servirán 1.300 ostras, 5 kilos de caviar, 600 langostas, 7.500 gambas, 50 pargos, 2.000 trufas de chocolate y 1.200 magdalenas (“cupcakes”), entre otros alimentos, bajo la iluminación de 3,2 kilómetros de bombillas de bajo consumo que harán las veces de estrellas en el cielo.

“Recuerdo que el príncipe Alberto de Mónaco estuvo aquí hace dos años y pidió el pastel de pollo. Le debió de gustar mucho, porque recientemente me pidió que fuera a su palacio a hacerlo de nuevo. Michael Caine disfruta mucho también. Vino con su familia tres días después de los Óscar a pedir lo que había comido aquella noche”, recordó el popular chef.

Para empezar, se servirán unos aperitivos en bandejas que consistirán en tartar de atún picante en cono de sésamo y miso, mini hamburguesas de remolacha y queso cheddar, figuritas de salmón con forma de Óscar, pizzas vegetarianas y veganas, tacos de aguacate, rollitos de vegetales con mostaza china, croquetas de gamba y langosta, pastel de quinoa con judías blancas y pimienta asada y arancini rellenos de boloñesa.

Habrá disponible un amplio surtido de mariscos y sushi antes de que la organización invite a los asistentes a tomar asiento y disfrutar de entrantes como pretzels, queso gouda, coliflores con pimentón ahumado, beicon con queso parmesano y gambas de España.

“Son mis favoritas, sin duda. Absolutamente deliciosas”, dijo a Efe Bencivenga. “Vienen de aguas muy profundas y son una exquisitez. Son muy difíciles de encontrar para nosotros, así que las pedimos hace tiempo y esperamos recibirlas el día antes de los Óscar. Saben mucho más a mar y la carne resulta muy jugosa. Es muy similar a la langosta”, afirmó.

A continuación llegará el turno para platos pequeños fríos como ensalada de vegetales, remolacha con queso de cabra o arroz salvaje de calabacín y cebada, antes de dar paso a los platos principales: patatas al honor con caviar, pollo con trufas negras, pasta con castañas y trufas, arroz jazmín con langosta de Shangai, macarrones con queso, salmón con jengibre y almendras, costillas con estofado húngaro y salchichas con repollo.

De postre, hojas de tabaco caramelizadas, merengue de té verde, consomé de fresas y tarta de zanahoria, además de una variada selección de chocolates, incluidas figuritas de Óscar bañadas en láminas de oro.

“Empleamos chocolate de Venezuela para estas figuras y hacemos unas 4.000 para los invitados. Nos lleva una semana hacerlas”, apuntó Jessica Contreras, ayudante de cocina de Puck. “Es un bonito consuelo para quien no consiga uno de verdad”, agregó.

Antonio Martín Guirado

Etiquetas