Tráfico | T 76° H 85%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La ONU pide a Siria que deje de retrasar la entrada de equipos humanitarios

WUNI News
02/25/2014 4:00 PM

Naciones Unidas, 25 feb (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy al Gobierno sirio que deje de bloquear la entrada de más trabajadores humanitarios en el país y subrayó la necesidad de mejorar urgentemente la asistencia a la población.

“No es creíble citar procedimientos burocráticos como razón para los retrasos cuando es el propio Gobierno el que controla esos procedimientos”, dijo Ban ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

Después de que el sábado el Consejo de Seguridad aprobara una resolución para exigir mejoras en la situación humanitaria en Siria, varios responsables de la ONU insistieron hoy en la necesidad de hacer realidad ya esas demandas sobre el terreno.

“Lo que necesitamos es un paso seguro garantizado para los suministros humanitarios en rutas clave. El sufrimiento humano revelado durante las recientes treguas en Homs y Yarmuk subrayan la absoluta urgencia de llevar ayuda humanitaria a aquellos que la necesitan desesperadamente”, señaló Ban.

Según el secretario general de la ONU, compete al Gobierno sirio y al resto de partes alcanzar acuerdos para que eso ocurra.

“Estamos en una carrera contrarreloj. Cada vez más gente queda fuera de nuestro alcance conforme el conflicto se intensifica, los grupos armados se fragmentan y se dibujan más líneas de combate”, advirtió Kyung-wha Kang, coordinadora adjunta de Ayuda de Emergencia de la ONU.

Por su parte, el responsable del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, alertó en su intervención de que la población siria está a punto de superar a la afgana como el mayor grupo de refugiados en el mundo.

Guterres, que participó por videoconferencia en la sesión, recordó que hace sólo cinco años Siria era el segundo mayor receptor de refugiados de otros países en todo el mundo.

El responsable de ACNUR reclamó más apoyo para los países vecinos, que han ofrecido seguridad a los sirios con “enormes costes para sí mismos”.

Unos seis millones de sirios se han visto obligados a desplazarse y más de dos millones se han refugiado en los países vecinos, de acuerdo con cifras de las Naciones Unidas.

El conflicto, que arrancó con una serie de protestas contra el Gobierno en marzo de 2011, ha dejado ya más de 100.000 muertos, según la ONU.