Tráfico | T 35° H 82%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Proponen aplicar de forma selectiva subida de salario mínimo en Puerto Rico

WUNI News
02/25/2014 5:20 PM
Actualizada: 02/25/2014 6:36 PM

San Juan, 25 feb (EFEUSA).- El Legislativo de Puerto Rico propone que, si finalmente hay que subir el salario mínimo hasta 10,10 dólares la hora, como busca Washington, en la isla se haga de forma selectiva, protegiendo a los sectores con menos márgenes y menor capacidad para afrontar ese incremento.

“Una empresa de tecnología, intensiva en capital, debe absorber mejor y más rápido el aumento que una panadería o una farmacia local”, explican en un informe recién publicado por las dos comisiones encargadas de estudiar el efecto de esta subida.

A falta de poder completar su investigación, que se quiere que esté cerrada en marzo, la Comisión de Asuntos Laborales y Sistemas de Retiro del Servicio Público y la de Asuntos Federales e Internacionales y Asuntos del Veterano de la Cámara de Representantes ha elaborado un informe que ofrece recomendaciones iniciales.

Entre ellas, apuntan también que “una manera endógena de enfrentar el aumento es que el Gobierno, a través del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos, identifique los sectores que se quieren proteger para evaluar alternativas viables y sostenibles para asistirles por un tiempo limitado en la implantación de los aumentos salariales”.

El presidente de la Comisión de Asuntos Laborales y Sistemas de Retiro del Servicio Público, Jesús Santa, señaló hoy a Efe que para Puerto Rico es fundamental disponer de una referencia clara de lo que supondría ese aumento.

Algunos municipios ya han anunciado que podrían tener problemas financieros si finalmente el Congreso estadounidense acepta aumentar el sueldo mínimo a 10,10 dólares la hora en 2016, tal y como propone el presidente Barack Obama.

En el informe se reúnen también opiniones de partes interesadas, como el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos, que entiende que para que la economía puertorriqueña se coloque en una posición de vanguardia es fundamental proveer salarios dignos a los trabajadores.

Según la procuradora del Trabajo, Dimarie Méndez Martinó, elevar el poder adquisitivo en la clase trabajadora servirá de estímulo al desarrollo de la economía nacional, aunque insiste en que para que el aumento salarial se lleve a cabo adecuadamente es necesario realizar un estudio macroeconómico integrado.

Para Karen González, asesora legal de la Oficina de Capacitación y Asesoramiento en Asuntos Laborales y de Administración de Recursos Humanos de Puerto Rico, el aumento del salario mínimo se puede entender como una cuestión de justicia con el trabajador puertorriqueño.

Sin embargo, y siempre según lo recogido en el citado informe, la Oficina del Comisionado de Asuntos Municipales considera que, proporcionalmente, el aumento del salario mínimo tendrá un impacto mucho mayor en Puerto Rico que en el resto de EE.UU.

En ese sentido, la presidenta del Centro Unido de Detallistas de la isla, Enid Monge, añade que podría conllevar el cierre de miles de comercios, ya que Puerto Rico, y en concreto el pequeño y mediano empresario, no está preparado para asumir tales incrementos salariales.

Entre las recomendaciones del Legislativo también figura el de prestar una particular atención a los empleos en cadenas de comida rápida, que generan mucho valor agregado para los patronos pero sus empleados son generalmente remunerados con bajos salarios.

Algunos de estos negocios, recuerda, reciben subsidios salariales por parte del Gobierno y exenciones para el pago de bonos de navidad y otros suplementos.

Las dos comisiones continúan recabando información, entre otros organismos de la Cámara de Comercio de Puerto Rico, la Asociación de Industriales, la Asociación de Paradores y Hoteles de Puerto Rico, la Asociación de Farmacias de la Comunidad y el sector agrícola.

El salario mínimo fue aumentado progresivamente de los 5,15 dólares la hora a los 7,25 dólares en julio de 2009 y Obama ha pedido al Congreso un nuevo incremento para impedir que aun teniendo trabajo haya gente que viva en la pobreza.