Tráfico | T 50° H 61%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El Neptuno de Plácido Domingo vuelve a alzar su tridente en el Met de Nueva York

WUNI News
02/27/2014 9:50 AM
Actualizada: 02/27/2014 11:57 AM

Nueva York, 27 feb (EFE).- El tenor español Plácido Domingo volvió la noche del miércoles a la Metropolitan Opera House de Nueva York en el pastiche barroco “La Isla Encantada”, con la que arrancó de nuevo los aplausos de la platea interpretando, tridente en mano, al dios del agua y el mar, Neptuno.

Retomando el exitoso montaje que se estrenó en esta misma ópera en la Nochevieja de 2011, Plácido Domingo hizo, como en aquella ocasión, de un enérgico Neptuno con el que certificó en Nueva York la superación de los problemas de salud que sufrió en julio del pasado año e incluso añadió una nueva aria al montaje: “Empio, per farti guerra”, de Handel.

Aunque entonces sufrió embolia pulmonar derivada de una enfermedad tromboembólica y tuvo que cancelar su participación en algunas funciones de ópera, eso no le ha hecho mostrar un signo de debilidad en la función de hoy.

Pese a que es cierto que el tenor español aparece en contadas ocasiones a lo largo de la obra, el papel de Placido Domingo es clave a lo largo de la función al representar a la fuerza divina superior que controla las tormentas y los océanos y es capaz de frenar la avaricia y la maldad.

Un hombre poderoso, el dios romano del bar, barbas teñidas de blanco y una capa junto con una poderosa voz escondieron durante toda la obra su ya pasada enfermedad.

Así la trama de la obra se ve alterada cuando al final del primer acto en una estelar escenificación Plácido Domingo decide dejar de ser indiferente y ayudar a la isla encantada en la que se desarrolla la historia.

En este pastiche de tradición barroca se combinaron elementos de la trama de Shakespere de “El Sueño de una Noche de Verano” y “La Tempestad”, con la música de Handel, Vivaldi, Rameau y otros compositores destacados de la época.

Durante toda la obra las fuerzas de la naturaleza son esenciales para entender el trascurso de la historia.

El mar, la tierra, la magia y los hechizos crearán una historia de ficción en busca del amor que, aunque a veces cae en tópicos, fue capaz de despertar a los espectadores de sus asientos.

Con esta obra Plácido Domingo añadió una nueva función a su repertorio de las óperas ya representadas en el Met como la de Neptuno en “La Isla Encantada” en 2011, el personaje de Orest en la obra “Iphigenie en Tauride”, el personaje del título en la obra de Verdi “Simon Boccanegra” y el emperador Qin en el estreno mundial de la ópera de Tan Dun “El Primer Emperador”, entre otras.

Además, nuevos miembros del reparto como Susan Graham, que en la obra representa a Sycorax, y Andriana Chuchman, que en la obra hace de Miranda, se unieron al ya conocido repertorio de la vez anterior con actores como David Daniels, como Próspero; Danielle de Niese, con Ariel, y Anthony Roth Costanzo, con Ferdinand.

Los cuatro amantes atenienses que no coinciden en el escenario ninguna vez durante la obra fueron cantados por Elizabeth DeShong , que cantó Hermia en el estreno mundial, junto con los nuevos miembros del reparto Janai Brugger, Andrew Stenson, y Nicholas Pallesen que completan el cuarteto de amantes.

Etiquetas