Tráfico | T 48° H 63%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Michelle Obama anuncia nuevas etiquetas alimentarias para fomentar una dieta sana

WUNI News
02/27/2014 10:31 PM
Actualizada: 02/28/2014 12:01 PM

Washington, 27 feb (EFE).- La primera dama de EE.UU., Michelle Obama, presentó hoy una serie de cambios para las etiquetas de información nutricional que acompañan a unos 700.000 productos, para que las familias sepan lo que consumen y tomen decisiones “más saludables”, sobre todo en la dieta de los niños.

“Los padres merecen tener toda la información necesaria para tomar decisiones saludables para sus hijos”, subrayó la primera dama durante un acto en la Casa Blanca para anunciar esta iniciativa, que estará gestionada por la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA, en inglés).

Como consumidores y como padres, “tenemos derecho a entender qué contiene la comida con la que estamos alimentando a nuestras familias”, agregó.

Michelle Obama aseguró que para entender las etiquetas que llevan hoy en día los alimentos hay que tener, al menos, “una calculadora, un microscopio o una licenciatura en nutrición”.

Los cambios propuestos por el Gobierno del presidente Barack Obama tienen por objeto reflejar la información científica más reciente sobre la relación entre la dieta y enfermedades crónicas como la obesidad y las relacionadas con el corazón.

Además, las etiquetas contendrán información sobre la cantidad de “azúcares añadidos” que tiene cada producto y las calorías.

Las etiquetas de información nutricional se lanzaron hace 20 años y desde entonces solo se han actualizado una vez, de acuerdo con la Casa Blanca.

En las etiquetas del “futuro” se podrá detectar “de inmediato” la cantidad de calorías de un producto, que aparecerá en letra grande, y de dónde procede el azúcar que contiene, detalló Michelle Obama.

“Como país comemos demasiado azúcar”, admitió en el acto de hoy la titular de la FDA, Margaret Hamburg, quien sostuvo que las nuevas etiquetas no cambiarán “por arte de magia” los hábitos alimenticios de los estadounidenses, pero al menos les darán herramientas para comer más sano.

Las nuevas etiquetas serán “más fáciles de leer y entender” que las actuales, según la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, también presente en el acto y quien alertó, no obstante, de que no existe ninguna “panacea” contra la mala alimentación.

Sebelius destacó que “no hay mejor líder” en los esfuerzos de promoción de una dieta saludable y contra la obesidad infantil que la primera dama.

De hecho, la iniciativa presentada hoy se enmarca en las celebraciones del cuarto aniversario de “Let’s Move!” (“Movámonos”), una campaña contra la obesidad infantil que impulsa la primera dama desde febrero de 2010 para que los niños tengan una dieta saludable y hagan más ejercicio.

Dentro de esas acciones, Michelle Obama anunció también el pasado martes nuevas directrices con las que el Gobierno pretende prohibir la publicidad de “comida basura” y refrescos azucarados en las escuelas.

A pesar de que sigue siendo casi una epidemia en el país, la prevalencia de la obesidad entre niños pequeños, de 2 a 5 años, ha experimentado un significativo descenso en los últimos años, según un estudio de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) divulgado esta semana.

El informe, publicado en la última edición del Journal of the American Medical Association, encontró que la obesidad entre los menores de 2 a 5 años disminuyó de 14 % en el período 2003-2004 a un 8 % entre 2011-2012.

Los menores que son obesos tienen hasta cinco veces más probabilidades de seguir siéndolo en la edad adulta.

Etiquetas