Tráfico | T 79° H 74%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Alaska votará en agosto si legaliza el consumo recreativo de marihuana

WUNI News
02/28/2014 1:46 PM
Actualizada: 02/28/2014 1:16 PM

Washington, 28 feb (EFE).- Los habitantes de Alaska votarán en agosto si desean convertirse en el tercer estado de Estados Unidos que legaliza el consumo recreativo de marihuana, informó hoy el diario local Daily News-Miner.

El vicegobernador de Alaska, Mead Treadwell, formalizó este miércoles la propuesta para someter a referéndum el 17 de agosto una propuesta para elevar el sueldo mínimo en 2 dólares, hasta los 9,75 dólares la hora, y para legalizar el consumo de marihuana.

Si la propuesta es aprobada, los mayores de 21 años podrán adquirir hasta 28 gramos de marihuana para uso personal, así como cultivar hasta seis plantas de cannabis para consumo privado.

La propuesta se someterá a voto después de que 36.000 electores registrados firmaran una petición que solicita proceder con la legalización, 6.000 más del mínimo requerido para proponer un nuevo proyecto de ley en el estado.

En 1998, un referéndum para legalizar el consumo de marihuana con fines medicinales contó con el apoyo del 59 por ciento de los votantes, mientras que en 2000 una propuesta para aprobar el uso recreativo fracasó.

La aprobación de leyes similares en otros estados y la mayor aceptación de medidas de legalización podrían cambiar las posibilidades de éxito este año en Alaska.

La nueva medida prevé recaudar 50 dólares en impuestos a los distribuidores por cada 28 gramos vendidos.

Las regulaciones son similares a las de los estados de Washington y Colorado, que ya permiten el consumo y venta de cannabis para uso recreativo y personal.

Alaska ya forma parte del grupo de 20 estados del país que permiten en consumo medicinal de marihuana, aunque este paso permitiría que la mayoría de los consumidores de cannabis dejaran de arriesgarse a penas por el consumo de esta droga.

Oregón también quiere someter a votación una medida similar este año para legalizar el consumo de marihuana y recaudar impuestos con la creación de este nuevo mercado regulado.

El consumo de marihuana para uso recreativo está penado a nivel federal, pero los estados pueden regular su consumo, así como la apertura de dispensarios al público.