Tráfico | T 68° H 63% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Suavizar la imagen de Hillary fue uno de los retos del Gobierno de Bill Clinton

WUNI News
02/28/2014 7:01 PM
Actualizada: 02/28/2014 7:07 PM

Washington, 28 feb (EFE).- Suavizar la imagen de Hillary Clinton fue uno de los retos de asesores y consejeros de la Casa Blanca casi desde el primer momento en el que su esposo, Bill Clinton, llegó a la Presidencia de EE.UU., en 1993, según los archivos secretos sobre ese mandato que fueron desclasificados hoy.

Dichos documentos muestran el intercambio de opiniones del equipo de Bill Clinton (1993-2001) mientras buscaba la manera de “humanizar”, tanto de cara a la prensa como al público, la imagen que transmitía la entonces primera dama.

“Que sea real”, aconsejaba la consultora de medios Mandy Grunwald en un memorando, en el que consideraba que solo se mostraba a Hillary en situaciones muy serias, por lo que advertía que la prensa no solo debía verla “incómoda o irritable”.

Los documentos pertenecientes a los años de Gobierno de Clinton, más de 4.000 páginas desclasificadas hoy por los Archivos Nacionales, son ahora escrutadas por historiadores, medios de comunicación y expertos, pero también por demócratas y republicanos para intentar hallar entre ellas algún arma de cara a la posible candidatura presidencial de la ex secretaria de Estado en 2016.

“Que no esté a la defensiva”, escribían sus asesores, “que ante preguntas molestas responda con respuestas relajadas”, añadían.

Grunwald se refería también a la insistencia de la entonces primera dama de contestar solo a las preguntas concretas y responder siempre al grano.

“Es síntoma de buena educación, pero una mala política”, escribió Grunwald. “Aproveche cada oportunidad que pueda para cambiar su respuesta a un tema del que quiera hablar y luego expláyese en esa parte de la respuesta”.

La entonces portavoz de la Casa Blanca, Lisa Caputo, animó a los Clinton a sacar provecho de su 20 aniversario de boda como “una maravillosa oportunidad para Hillary” y también le sugirió que empleara más tiempo haciendo eventos en la Casa Blanca que las anteriores primeras damas.

“Puede ayudar a suavizar su imagen y que parezca menos extrema o diferente a los ojos de los medios de comunicación”, argumentaba Caputo en agosto de 1995, sobre cómo encarar la estrategia de comunicación de cara a la reelección del presidente.

El memorándum instaba a la primera dama a que tuviera una presencia mucho mayor en “los medios de comunicación de las mujeres” y en programas femeninos y proponía que Hillary utilizara internet porque se había convertido “en un modo muy popular de comunicación” y podía resultar un puente con las mujeres más jóvenes.

“Creo que Hillary podría divertirse con esto”, escribió.

Etiquetas