Tráfico | T 62° H 80%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Todo preparado en Pretoria para el esperado juicio a Pistorius por asesinato

WUNI News
03/01/2014 5:55 AM

Johannesburgo, 1 mar (EFE).- Situada en la planta baja del Tribunal Superior de Pretoria, la sala D será a partir de la semana que viene el centro del mundo, y ha sido ya acondicionada con tecnología punta para que este lunes comience allí el juicio al atleta Oscar Pistorius por el asesinato de su novia.

La sala estrenará pasado mañana grandes pantallas de plasma, un equipo de aire acondicionado y tres cámaras espía manejadas por control remoto y situadas en distintos puntos de la sala, con las que la cadena de televisión sudafricana eNCA retransmitirá en directo uno de los juicios más mediáticos de las últimas décadas.

Tras autorizar el martes el juez Dustan Mlambo la retransmisión de parte del proceso, el público podrá seguir desde cualquier parte del planeta la titánica batalla legal que decidirá la suerte de Pistorius, caído en desgracia desde que, el 14 de febrero de 2013, matara a tiros a Reeva Steenkamp, que entonces tenía 29 años.

Dos pesos pesados de los tribunales sudafricanos protagonizarán el juicio y liderarán a las partes enfrentadas en esta guerra, que aceptan un hecho clave de lo ocurrido aquella madrugada aciaga de San Valentín: el acusado causó la muerte de la modelo Steenkamp al disparar varias veces a través de la puerta cerrada del baño.

Uno de los contendientes será el incisivo fiscal Gerrie Nel, que acusa a Pistorius, de 27 años, de tirar a matar contra Steenkamp después de una supuesta discusión de pareja en la casa de Pretoria de “Blade Runner” (“Corredor Cuchilla”, en referencia a la forma de las prótesis sobre las que corre).

Al otro lado estará el líder del caro y prestigioso equipo de defensa del velocista, Barry Roux, un abogado con más de 30 años de experiencia en Sudáfrica que ha llevado con éxito en varios casos de primera línea.

Con su brillantez habitual, Roux ya logró en febrero del año pasado desmontar los argumentos de la acusación contra la concesión de la libertad bajo fianza a Pistorius, y defenderá ahora que su cliente disparó contra Steenkamp por accidente, al creer que lo hacía contra un intruso que se había colado por la ventana del baño.

Por qué el acusado no comprobó si Steenkamp estaba durmiendo cuando fue a agarrar la pistola junto a la cama será una de las preguntas del fiscal que deberá contestar Roux, asistido por forenses estadounidenses y expertos criminalísticos contratados por los Pistorius para evitar a Oscar la cadena perpetua que pide Nel.

La defensa cuenta con el alto índice de robos de Sudáfrica y la obsesión de Pistorius -que solía dormir junto a un arma de fuego- con la seguridad para explicar, según su versión, el comportamiento del deportista, el primero de la historia con las dos piernas amputadas en participar en unos Juegos Olímpicos (Londres 2012).

Todo está en manos de la juez Thokozile Masipa, una antigua reportera de tribunales y sucesos que fue en 1998 la segunda mujer negra en ser nombrada magistrada de un Tribunal Superior sudafricano.

Con fama de justa y discreta, Masipa verá desfilar durante los 17 días que está previsto que dure el juicio a 107 testigos cercanos a Pistorius o Steenkamp, que, junto a detalles de la autopsia de la modelo o técnicos como la trayectoria de las balas determinarán en gran medida la sentencia.

“Oscar es la única persona que puede decir qué pasó. La acusación tendrá problemas para demostrar que el homicidio fue intencionado”, declaró hoy a la web de noticias sudafricana News 24 el criminalista William Booth, que recordó que el fiscal solo podrá presentar “pruebas circunstanciales” de lo que sostiene.

Mientras la hora de la verdad se acerca, la prensa local publica nuevas informaciones sobre el caso y la vida de Pistorius de escasa relevancia para el juicio.

Los cerca de cien periodistas acreditados para el proceso recogen sus acreditaciones y las cadenas de televisión montan sus unidades móviles en los alrededores del Tribunal Superior de Pretoria, a pocos kilómetros de la casa familiar en la que vive Pistorius desde que obtuviera la libertad provisional el 22 de febrero de 2013.

Cuarenta de ellos estarán en el interior de la sala D.

El resto lo verá por televisión en una estancia cercana, y deberá conformarse con ver a los protagonistas por los pasillos en los recesos.

Como recordaba hoy el Saturday Star, el juicio a Oscar Pistorius -la última entrega de esta historia cinematográfica de fama, éxito, amor y tragedia- comenzará poco después de que acabe en Hollywood la ceremonia de entrega de los premios Oscar.

El domingo, cuando los actores posen sobre la alfombra roja y recojan sus premios, comenzará a emitir desde Sudáfrica el canal que la plataforma de televisión DsTV dedicará exclusivamente a informar del juicio y el caso.Marcel Gascón