Tráfico | T 72° H 93%

Espectáculos | Nacionales | OSCAR

“12 años de esclavitud”, el mejor filme de unos Óscar históricos para Cuarón

WUNI News
03/03/2014 2:03 AM
Actualizada: 03/03/2014 12:10 PM

Los Ángeles (EE.UU.), 3 mar (EFE).- La lección de Historia de “12 años de esclavitud” hizo buenos los pronósticos que la señalaban como favorita a la mejor película en la 86 edición de los Óscar, una gala marcada por el histórico triunfo del mexicano Alfonso Cuarón, el primer latino en ganar el premio al mejor director.

Su película “Gravity” se alzó con siete de las diez estatuillas a las que aspiraba: mejor director, mejor montaje -también para Cuarón junto a Mark Sanger-, mejor fotografía (el mexicano Emmanuel Lubezki), mejor banda sonora original, mejor edición de sonido, mejor mezcla de sonido y mejores efectos visuales.

Cuarón, sobre el escenario del Teatro Dolby de Hollywood, se acordó de su hijo Jonás, coguionista de la cinta, así como de su pareja protagonista, formada por Sandra Bullock y George Clooney.

“Sandy, eres el alma y el corazón de la película”, manifestó.

El de Ciudad de México también provocó risas al referirse a los ejecutivos del estudio Warner Bros. como “wise guys” (mafiosos), término que corrigió de inmediato para emplear las palabras “wise people” (gente sabia).

Finalmente, y en español, recordó a su madre. “Por ti estoy aquí. Te amo”, declaró.

Cuarón se quedó sin el Óscar como mejor productor, que hubiera ganado en caso de que “Gravity” se hubiera llevado el título de mejor película.

Una de las imágenes de la velada fue la de Brad Pitt recogiendo su primer Óscar después de cinco nominaciones, reconocimiento que le llega como productor de “12 años de esclavitud”.

“Es un increíble honor”, indicó sin poder ocultar su satisfacción por el éxito de la cinta, que sumó otros dos Óscar para la keniana nacida en México Lupita Nyong’o (mejor actriz de reparto) y John Ridley (mejor guión adaptado). “Fue un absoluto privilegio relatar la historia de Solomon”, comentó en alusión a Solomon Northup, la figura real en la que se basa la cinta.

Northup vivía en libertad en el norte de EE.UU. a mediados del siglo XIX hasta que fue secuestrado y llevado como esclavo al sur, situación que se alargó durante 12 años y que plasmó en el libro adaptado por Ridley.

Pitt calificó a Steve McQueen, director del filme, como un trabajador “indomable”, y el realizador le devolvió el elogio argumentando que sin su apoyo la película nunca se hubiera podido hacer.

“Todo el mundo merece no sólo sobrevivir, sino vivir. Este es el legado más importante de Solomon”, afirmó el director británico.

Por su parte “Dallas Buyers Club” logró el doblete interpretativo para Matthew McConaughey -mejor actor- y Jared Leto -mejor actor de reparto-, además del Óscar al mejor maquillaje, mientras que “Frozen” puso su sello a la ceremonia con los premios a la mejor película de animación y a la mejor canción original (“Let It Go”).

Cate Blanchett, como estaba previsto, se llevó el Óscar a la mejor actriz por “Blue Jasmine”. Además, Leonardo DiCaprio volvió a irse de vacío en su quinta nominación.

Nyong’o y Anthony Quinn son los únicos actores nacidos en México con un Óscar.

“Cuando miro a esta estatua dorada me acuerdo de todos los niños pequeños. No importa de dónde seas, tus sueños son válidos”, declaró Nyong’o. “No se me escapa por un momento que tanta alegría en mi vida es por tanto dolor en la de otros”, agregó.

Posteriormente, en la sala de prensa y en respuesta a la pregunta de cuánto de su estatuilla le correspondía a México, Nyong’o contestó con una sonrisa: “Creo que todo me pertenece a mí”.

El mexicano Lubezki triunfó finalmente en su sexta nominación.

“Quiero compartir este premio especialmente con Alfonso. Gracias por tu pasión, creatividad y liderazgo que hicieron posible este viaje”, afirmó “El Chivo”, que también se acordó de su familia, amigos y profesores.

“No todos mis profesores. Gracias sólo a algunos”, comentó entre risas.

La italiana “La gran belleza” se hizo con el Óscar a la mejor película de habla no inglesa y su director, Paolo Sorrentino, sorprendió en su discurso citando al exfutbolista argentino Diego Armando Maradona entre sus fuentes de inspiración junto a cineastas como Federico Fellini, Martin Scorsese y el grupo musical Talking Heads.

Entre las grandes decepciones de la noche destacó el nulo reconocimiento a “La gran estafa americana”, que optaba a diez premios, y “El lobo de Wall Street”, nominada a cinco galardones.

Y del lado español, Esteban Crespo, nominado por su corto “Aquel no era yo”, también salió de vacío del Teatro Dolby.

Antonio Martín Guirado

Etiquetas