Tráfico | T 71° H 66% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Universitarios protestan en previsión de subida de matrícula en Puerto Rico

WUNI News
03/03/2014 2:17 PM
Actualizada: 03/03/2014 2:48 PM

San Juan, 3 mar (EFEUSA).- Estudiantes universitarios de Puerto Rico protestaron hoy ante la posibilidad de que la universidad pública de la isla decida elevar las matrículas para lidiar con la bajada de ingresos producto de la recesión y del éxodo poblacional que sufre la isla.

El Frente Estudiantil por una Educación Pública Accesible y de Calidad (FEEPAC) de Puerto Rico considera que el Ejecutivo está “implementando mayores recortes a la Universidad de Puerto Rico (UPR) amparándose en la falsa noción que todos los sectores deben aportar de igual manera a la crisis económica”.

“Sin embargo, todas las medidas de austeridad que se han llevado acabo afectan a los sectores más desventajados y no tocan a las corporaciones foráneas que se ahorran millones de dólares en exenciones contributivas”, aseguró este lunes en un comunicado.

Precisamente la semana pasada la Escuela de Administración Pública del Recinto (campus) de Río Piedras de la UPR se comprometió con el Legislativo de la isla a elaborar un estudio sobre las exenciones contributivas que reciben las empresas de fuera y sobre el beneficio real que su presencia tiene sobre la economía local.

Estos estudiantes consideran que el Gobierno está siendo “chantajeado” por los titulares de la desorbitada deuda de Puerto Rico, que supera los 70.000 millones de dólares.

“El Gobierno mismo admitió que ha seguido al pie de la letra las recomendaciones de las casas acreditadoras y, sin embargo, continúan aprobando prestamos que endeudan al país aún más para pagar una deuda que a todas luces es impagable”, defendió al respecto Francisco Santiago Cintrón, estudiante de Ciencias Políticas y portavoz de esta organización.

La UPR podría elevar el precio de la matrícula, comenzando de forma escalonada con una subida del 4 % en cada nueva clase, o incluso reducir el número de recintos universitarios, ya que en total hay once repartidos por la isla.

“Ante la reducción del presupuesto del país en 800 millones, la Universidad se verá igualmente afectada. Ya hemos vistos cómo el Gobierno ha ido hilvanando un discurso de austeridad y preparando el terreno para el achicamiento institucional de todo el sistema universitario público”, añadió Débora Aponte Martínez, otra de las portavoces de la organización.

En su opinión, “es una hipocresía que mientras la Junta de Gobierno nos habla de crisis y la necesidad de aprobar medidas de austeridad, vemos cómo se duplican descaradamente tanto el presupuesto de sus oficinas como sus ya exorbitantes sueldos”.

Sin embargo, el propio gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, explicó en una rueda de prensa la semana pasada que, aunque es una decisión de la UPR, “en ninguno de los consejos que hacemos en La Fortaleza” se ha hablado de esas opciones.

Sin embargo, ambas opciones se barajan siempre que se habla de sanear las cuentas del mayor centro universitario de la isla, que en los últimos años ha visto cómo bajaba su número de estudiantes, en parte por la recesión económica que se sufre en la isla y por el sangrante éxodo poblacional que padece.

“Respetando la autonomía universitaria tengo que decir que a mí como gobernador no me han planteado que la Universidad tenga esa dirección”, aseguró García Padilla.

El FEEPAC ha convocado una manifestación para el próximo lunes 17 de marzo a las cinco de la tarde en el Jardín Botánico (Administración Central de la UPR), donde la Junta de Gobierno estará decidiendo sobre el asunto del alza a la matrícula y otros temas presupuestarios.

“Ante este preocupante panorama hacemos un llamado urgente al estudiantado y al país a organizarse y movilizarse contra estas medidas que contribuyen aún más a la precariedad de nuestro sistema público universitario y a las condiciones de vida de la clase pobre y trabajadora”, añadió la estudiante y portavoz Marisabel Román Afanador.

La UPR, que recibe fondos del Departamento de Hacienda de Puerto Rico, prevé una caída de su presupuesto para el próximo año fiscal, que comienza en julio.

En sus once recintos acoge a 57.774 estudiantes matriculados -una cantidad que tiende a caer-, 6.228 empleados no docentes y 4.060 profesores.

El presidente de la institución, Uroyoán Walker, renunció recientemente a un aumento de sueldo (para quedarse en 105.000 dólares anuales) y ordenó un recorte del 3 % en los salarios de los empleados de confianza.

Recientemente se aprobó que los familiares de un menor puedan regalarge créditos en la UPR para que los use en el futuro al coste actual de la matrícula y con capacidad para recuperar esos fondos si luego el joven no quiere estudiar.

“Así sale más económica la educación, la Universidad recibe un ingreso adicional y los estudiantes se van motivando a sacar mejores notas para que los cojan” en la UPR, según García Padilla.