Tráfico | T 73° H 55% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Xi insta a la unidad étnica tras el atentado atribuido a grupos de Xinjiang

WUNI News
03/04/2014 10:25 AM
Actualizada: 03/04/2014 11:39 AM

Pekín, 4 mar (EFE).- El presidente chino, Xi Jinping, instó hoy a que se ejerza una “firme oposición hacia cualquier palabra o acción que dañe la unidad étnica del país”, después de que un ataque a una estación de tren en el sur de China el sábado haya sido atribuida a grupos separatistas de Xinjiang (noroeste), hogar de la etnia uigur.

“Construiremos una muralla de bronce y hierro para la unidad étnica y la estabilidad social”, dijo Xi durante su intervención en un panel de discusión de grupos minoritarios étnicos con motivo de la Conferencia Consultiva Popular de los Pueblos (reunión de los asesores políticos chinos), que comenzó el lunes, informa Xinhua.

Xi insistió en que la tradición de “todos los grupos étnicos del país es respirar el mismo aire y compartir el mismo destino”, y que ésta “debería transmitirse de generación en generación”.

“La unidad y la estabilidad son bendiciones, mientras la secesión y el conflicto son desastres”, declaró.

El sábado, alrededor de una docena de individuos enmascarados acuchilló a la multitud indiscriminadamente en la estación de tren de Kunming (capital de la provincia meridional de Yunnan), dejando atrás 29 muertos (más 4 de los atacantes abatidos por la Policía) y 143 heridos.

Las autoridades chinas atribuyeron el asalto a “fuerzas separatistas de Xinjiang”, región noroccidental en la que vive la mayor parte de la población uigur, etnia minoritaria de religión musulmana que lleva décadas enfrentada a la mayoritaria han sobre todo en esa zona.

Tras el atentado, aumentó la preocupación por un posible incremento de la represión hacia los uigures, cuyos movimientos en el exilio denuncian habitualmente, y también circularon de forma profusa mensajes de contenido xenófobo contra este grupo por las redes sociales chinas.

El presidente chino urgió, así mismo, a que se “haga todo lo posible para acelerar el desarrollo económico de los grupos minoritarios chinos” y de las zonas en las que viven para “aumentar sus beneficios”.

Algunas publicaciones destacaron la desigualdad económica y social entre los uigures y los han como una de las causas del creciente malestar de los primeros dentro y fuera de Xinjiang.

Pekín celebra desde esta semana las conocidas como “dos sesiones”, el encuentro anual de los legisladores y los asesores políticos chinos, que congregan a los principales líderes del país, por lo que estos días se extreman las medidas de seguridad, sobre todo tras el incidente del sábado.