Tráfico | T 42° H 55%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Mary Barra defiende la respuesta de GM a la llamada a revisión de 1,6 millones de autos

WUNI News
03/05/2014 8:01 PM

Toronto (Canadá), 5 mar (EFE).- La consejera delegada de General Motors (GM), Mary Barra, defendió ante sus empleados las acciones de la compañía y dijo que sólo la respuesta a la llamada a revisión de 1,6 millones de vehículos, por un defecto que ha causado al menos 13 muertes en Estados Unidos, afectará a la marcha de la empresa.

En un comunicado colgado por Barra en el blog de General Motors y dirigido a los empleados de la empresa, la ejecutiva señaló que parte de los trabajadores están preocupados por las consecuencias “a nuestra reputación o las ventas” de la llamada a revisión masiva.

“Mi respuesta es sencilla: ese no es el problema. Los vehículos que hacemos hoy en día son los mejores que podemos recordar y estoy segura de que no tendrán problemas por sus propios méritos. Y la reputación de nuestra compañía no estará determinada por la llamada en sí misma, sino por cómo respondemos al problema”, dijo Barra.

A finales de febrero, GM dijo que alrededor de 1,6 millones de vehículos de los años 2003 a 2007 y de las marcas Pontiac, Saturn (ambas ya desaparecidas) y Chevrolet estaban afectados por un defecto en el sistema de encendido que anula el funcionamiento de los airbag delanteros.

El defecto ha causado al menos 13 muertes en Estados Unidos.

Durante años, GM supo del defecto y ya a finales de 2007 reconoció 10 casos en los que los airbag no se desplegaron cuando los vehículos implicados sufrieron impactos frontales.

GM intentó restar importancia al problema y decidió no llamar a revisión a los vehículos afectados hasta principios de 2014.

El 25 de febrero, Alan Batey, presidente de General Motors en Norteamérica, se disculpó por el defecto y sus mortales consecuencias.

“Lo lamentamos profundamente y vamos a trabajar para solucionar este problema tan pronto como podamos”, dijo Batey.

Barra repitió la disculpas en su comunicado en el blog de GM pero apuntó que el defecto afecta a vehículos producidos antes de 2009, cuando la empresa renació tras declararse en suspensión de pagos y eliminar cuatro de sus ocho marcas de vehículos.

“Aunque lamento profundamente las circunstancias que nos han colocado en esta situación, aprecio cómo la GM de hoy ha respondido hasta el momento”, dijo Barra.

Barra dijo que GM está cooperando con las autoridades que están investigando y ha iniciado una revisión interna. Medios de comunicación estadounidenses señalaron la semana pasada que GM ha contratado los servicios de un bufete de abogados para revisar la situación de la empresa.