Tráfico | T 79° H 74%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El escritor Patrick Deville narra la vida del bacteriólogo Alexandre Yersin

WUNI News
03/06/2014 12:01 PM

Barcelona (España), 6 mar (EFE).- El escritor francés Patrick Deville desentraña la trayectoria vital del médico y bacteriólogo suizo Alexandre Yersin, descubridor del bacilo de la peste en 1894, en “Peste & Cólera”, una novela sin ficción en la que también narra más de cien años de descubrimientos científicos.

Acompañado por el editor de Anagrama, Jorge Herralde, Deville ha explicado hoy en Barcelona (noreste) que hace ya tiempo que conocía la historia de Yersin, un hombre curioso que con 22 años llegó a París.

Procedente de la suiza Vaud, entró en contacto con Louis Pasteur, investigó sobre la tuberculosis y la difteria, pero, siguiendo a su admirado Livingstone, acabó enrolado como médico en un barco, rumbo a Extremo Oriente.

Deville, que en Camboya siguió el juicio a los jemeres rojos, armó este relato, con el que ha obtenido los premios FNAC, Femina y Prix des Prix 2012, a partir de las cartas que Yersin envió a su madre Fanny, a su hermana y a sus colegas, todas conservadas en el Instituto Pasteur.

A la vez, el autor visitó sobre el terreno algunos de los lugares en los que estuvo el científico, que recorrió el globo terráqueo y al que hoy ha calificado como un “héroe conradiano”, en alusión a los personajes de las obras del escritor Joseph Conrad.

Si tuviera que definirlo de alguna manera, Patrick Deville ha comentado que de él diría que fue siempre un hombre curioso, “por eso tuvo una vida rocambolesca”, que descubrió el mar a los 26 años, fue agricultor y la primera persona que importó un automóvil a África.

Asimismo, fue alguien “muy recto, un genio científico y un solitario”. “De hecho, no se puede hacer nada sin soledad”, ha apuntado Deville.

A los veinte años ya dejó escrito en una misiva a su progenitora viuda que quería ser como el escocés Livingstone, “hombre de acción, sabio, pastor, descubridor del Zambeze y médico a la vez, que estuvo perdido durante años en territorios desconocidos del África central y que, una vez que Stanley logró encontrarle, eligió quedarse y morir allí”, escribe Deville.

En sus indagaciones, el autor galo descubrió que Pasteur era igualmente admirador de Livingstone y que, junto con Ferdinand de Lesseps, llegó a ir a Escocia a conocer a la hija del explorador.

“La admiración casi paterna que siente Pasteur por Yersin viene posiblemente porque a éste también le hubiera gustado tener su vida de aventurero”, ha argumentado.

El científico y aventurero falleció en la Indochina francesa, el actual Vietnam, en 1943, donde desarrolló la industria del caucho y cultivó plantas medicinales como la quinina y la coca.

Por otra parte, la novela le sirve a Deville para mostrar la evolución humana y científica desde 1860 hasta la actualidad, deteniéndose en cuestiones como las guerras mundiales, la colonización, la descolonización o los diferentes descubrimientos médicos.

Además, no ha escondido que, gracias al libro, conoció a su actual pareja, descendiente de uno de los hermanos de Alexandre Yersin, que, sin embargo, no cita en “Peste & Cólera” porque “no tenía ningún interés literario”.

Respecto a nuevos proyectos, el escritor, que desde hace quince años no escribe ficción, ha indicado que está terminando un “libro mexicano”, en el que el protagonismo correrá a cargo de la conocida fotógrafa italiana Tina Modotti, que falleció en el país centroamericano, y en la que habrá alusiones a la Guerra Civil española y a Barcelona.