Tráfico | T 51° H 96%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Piden a Calle 13 solidaridad con los procesados por la masacre en Curuguaty

WUNI News
03/06/2014 2:15 PM
Actualizada: 03/06/2014 8:23 PM

Asunción, 6 mar (EFE).- Activistas de derechos humanos de Paraguay han pedido a la banda Calle 13 que se solidarice durante su concierto en Asunción, con los procesados por la masacre de Curuguaty, en la que murieron once campesinos y siete policías en 2012, y que causó la destitución del presidente Fernando Lugo.

La Articulación Curuguaty, que apoya los procesados, cinco de ellos en huelga de hambre, hizo este pedido hoy al tiempo que publicó un vídeo para recordar los hechos que aún no han sido esclarecidos por la Justicia paraguaya.

El cantante del grupo puertorriqueño, René Pérez, compartió hoy el vídeo en su cuenta de Twitter con más de 5 millones de seguidores.

Los campesinos acusados, de los que cinco cumplen hoy 21 días en huelga de hambre, piden su libertad y que se esclarezcan los hechos, ya que a pesar de la muerte de 11 labriegos en el enfrentamiento la Fiscalía no imputó ni investigó a ningún cargo policial.

“Le hemos pedido al representante de Calle 13 que lleven camisetas alusivas a los huelguistas y a los procesados por Curuguaty, y que permitan a sus familiares subir al escenario”, dijo hoy a Efe Fabricio Arnella, de la Articulación de apoyo a las personas procesadas por el caso.

El corto de denuncia fue filmado en Marina Cué, la finca de Curuguaty donde ocurrió la matanza el 15 de junio de 2012, que fue uno de los argumentos usados por el Parlamento una semana más tarde para destituir al entonces presidente, Fernando Lugo, en un juicio político.

Arnella declaró que otra de las propuestas realizadas consiste en que los músicos puertorriqueños visiten a los cinco huelguistas, que se encuentran en el penal de Tacumbú, en Asunción, el mayor del país.

El activista añadió que los teloneros de Calle 13, las bandas paraguayas Bohemia Urbana y Villagran Bolaños, ya han dado su conformidad para llevar distintivos solidarios durante el evento musical.

“Se trata de que se animen a denunciar las irregularidades de todo el proceso y a incidir en el carácter de presos políticos de los procesados”, añadió.

La matanza de Curuguaty se produjo durante una de las cientos de ocupaciones campesinas de tierras y desembocó en un enfrentamiento entre policías de elite y labriegos.

La muerte de siete policías y once campesinos provocó una semana después la destitución de Lugo, en un juicio político que su partido, el Frente Guasú, calificó de “golpe de Estado parlamentario”.

Además de los cinco huelguistas, otras siete personas están procesadas por la matanza de Curuguaty, y a la espera de que se inicie el juicio oral acusados de homicidio doloso, asociación criminal e invasión de inmueble ajeno.

Los huelguistas exigen también la devolución a los campesinos de las tierras en disputa entre el Estado y la familia del supuesto propietario, el histórico político del oficialista Partido Colorado Blas N. Riquelme, ya fallecido.

Denuncian también que están encarcelados sin una sola prueba que demuestre su culpabilidad y que la Fiscalía violó sus derechos y fabricó pruebas para su acusación.