Tráfico | T 61° H 50%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Obama anima a los estudiantes a que pidan ayuda federal para la universidad

WUNI News
03/07/2014 1:10 PM
Actualizada: 03/07/2014 7:55 PM

Miami (EE.UU.), 7 mar (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, instó hoy a los bachilleres del país a solicitar la ayuda financiera federal para continuar sus estudios universitarios, y anunció un plan conjunto con los estados para mejorar este proceso.

“Aunque creas que no calificas, llena la solicitud”, pidió Obama a los estudiantes durante un discurso en una escuela secundaria en el sur de Miami (Florida), donde animó a completar la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA).

Obama anunció que a partir de este viernes se establecerán alianzas entre el Departamento de Educación y los estados para hacer seguimiento de los estudiantes que no tramiten FAFSA para ayudarlos en el proceso.

Según explicó Obama, anualmente un millón de bachilleres ni siquiera solicitan la ayuda federal, y en el caso de Florida explicó que más de la mitad de los graduados no llenó los formularios durante el periodo escolar anterior.

El presidente, que aseguró que se requieren menos de 30 minutos para llenar la solicitud, dijo que él y la primera dama, Michelle Obama, lograron graduarse gracias a ese tipo de ayudas oficiales para estudiantes de bajos ingresos.

“Tengan en cuenta que Michelle y yo estamos aquí solamente por la clase de educación que tuvimos. Ese fue nuestro boleto para el éxito. Nosotros crecimos como muchos de ustedes. Yo fuí criado por una madre soltera (…), su padre fue un obrero”, recordó Obama.

Según la organización Red de Acceso Universitario de Florida “solamente el 43 por ciento de los graduados de secundaria en las escuelas públicas de Florida completó FAFSA durante el año escolar 2012-13″.

“Como consecuencia de esto, el estado perdió más de 100 millones en becas Pell… piensa en eso… 100 millones de dólares que podrían haber ayudado a los estudiantes de Florida a pagar por la universidad se quedaron sobre la mesa, y eso es sólo en Florida”, aseguró el presidente Obama.

FAFSA ofrece más de 150.000 millones de dólares anuales para educación superior y procesa más de 22 millones de peticiones de estudiantes al año.

Ese programa de ayudas no sólo es necesaria para los préstamos federales y becas Pell, sino para tramitar otras ayudas estatales y de centros universitarios en el país.

El presidente se refirió también a los estudiantes hispanos y a la reforma migratoria, al señalar que las tasas de deserción han bajado desde 2000 y que en el caso de esa minoría se redujo a la mitad.

“Tenemos que asegurarnos que todos ustedes se preparan para el nuevo siglo, y que tenemos que seguir haciendo crecer nuestra economía de diferentes formas: atrayendo nuevos puestos de trabajo en alta tecnología y reformando nuestro sistema de inmigración”, señaló el presidente en la escuela Coral Reef High School de Miami.

En las horas previas al evento, estudiantes indocumentados, que en su mayoría no tienen acceso a los préstamos federales, protestaron en los alrededores de la escuela y pidieron a Obama parar las deportaciones.

“Los estudiante indocumentados están no sólo sufriendo la falta de acceso a esta ayuda financiera, sino que además pagan tres veces más el costo de las matrículas”, dijo a Efe Natalia Jaramillo, portavoz de la Coalición de Inmigrantes de Florida.

En el presupuesto que el presidente ha enviado al Congreso para el año 2015 se incluye un aumento del gasto público en educación, con medidas como la extensión de un crédito tributario para familias con niños en edad preescolar que beneficiará a unos 1,7 millones de hogares, según la Casa Blanca.

El pasado 27 de febrero, Obama anunció también un plan para potenciar las oportunidades de los jóvenes negros e hispanos, más propensos al fracaso escolar y a la delincuencia, y se puso de ejemplo para pedirles que no se den por vencidos.

Los últimos resultados del informe PISA de 2013 han revelado “un estancamiento educacional” en Estados Unidos, algo que las autoridades han reconocido y tratan de solucionar con nuevos fondos y programas de asociación público-privada.