Tráfico | T 71° H 61% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Ivan Ukhov se mete en la final de altura en dos saltos

WUNI News
03/08/2014 9:20 AM

Redacción deportes, 8 mar (EFE).- El ruso Ivan Ukhov, favorito para ganar el título de altura en los Mundiales en sala de Sopot (Polonia), se metió en la final con sólo dos saltos y una marca de 2,25 metros.

Después de quedarse esta temporada, con una marca de 2,42 metros, a un solo centímetro del viejo récord mundial de Javier Sotomayor, Ukhov ha disfrutado de una cómoda clasificación. Hizo un salto de calentamiento en 2,16, esperó para saltar 2,25 y luego se limitó a esperar a que fueran cayendo adversarios hasta que su número se redujo a ocho, la cifra de finalistas. No tuvo que volver al listón.

El británico Robbie Grabarz, actual campeón de Europa y bronce olímpico en Londres, se quedó fuera, undécimo pese a haber saltado lo mismo que Ukhov (2,25).

La jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce, una de las estrellas de los campeonatos, confirmó sus progresos en el esprín corto y, pese a su condición de debutante, acreditó la segunda mejor marca en las series de 60 metros lisos (7.12).

La campeona mundial de 100, 200 y 4×100 metros, que hasta este año había desdeñado la pista cubierta, ofreció una nueva muestra de su explosividad en la puesta en acción. En la segunda serie se permitió el lujo de dormirse en la salida (203 milésimas) porque en sólo tres apoyos ya estaba en cabeza.

Venció con una marca de 7.12 segundos, la segunda en el ránking de la primera ronda. La más veloz fue la marfileña Murielle Ahoure, líder mundial del año con 7.03, que ganó la quinta y última serie con 7.09.

La neozelandesa Valerie Adams demostró una excelente recuperación de su lesión de tobillo al conseguir la mejor marca mundial del año con su primer tiro en la ronda de clasificación de peso (20,11). La doble campeona olímpica y cuádruple mundial no tendrá oposición para obtener mañana su tercer título bajo techo.

En triple, el rumano Marian Oprea, con 17,02 metros, fue el único que pasó a la final superando la marca exigida, que era de 16,90. Para competir en estos campeonatos la IAAF había puesto una rigurosa mínima de 17 metros, y sin embargo bastaron 16,29 para disputar el concurso por las medallas.

En la final estarán también los cubanos Pedro Pablo Pichardo, autor del segundo mejor registro hoy (16,82) y Ernesto Revé, cuarto de la lista con 16,55. En ruso Lyukman Adams, bronce en Estambul 2012, es el único que repite final, dos años después.