Tráfico | T 52° H 97%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Detienen a uno de los principales líderes de las autodefensas de México

WUNI News
03/11/2014 11:16 PM
Actualizada: 03/12/2014 12:00 PM

Morelia (México), 11 mar (EFE).- La tensión que se vivía hoy por segundo día consecutivo en el estado mexicano de Michoacán dio un nuevo giro al ser detenido esta noche uno de los principales líderes de los grupos de autodefensa, Hipólito Mora.

Mora encabezó hace algo más de un año un grupo de civiles que se alzaron en armas en la comunidad de La Ruana, en la región conocida como Tierra Caliente, ante los atropellos del cártel de Los Caballeros Templarios y la falta de acción de las autoridades.

De 58 años, Hipólito Mora es un productor de limón de La Ruana que, al frente de sus vecinos, inició un movimiento el 24 de febrero del 2013 que se ha venido extendiendo por otras zonas de la Tierra Caliente.

La fiscalía general de Michoacán informó en un comunicado que Mora fue detenido “por probable responsabilidad en grado de coparticipación del asesinato” de Rafael Sánchez Moreno y su chófer, José Luis Torres Castañeda.

Los cuerpos de las dos víctimas aparecieron calcinados el pasado sábado en la localidad de Buenavista, vecina a La Ruana. Sánchez Moreno estaba vinculado a las autodefensas de Buenavista, aunque en La Ruana lo creían ligado a los “templarios”.

La detención de Mora se llevó a cabo “como resultado de diversas investigaciones y testimonios de personas del municipio de Buenavista”, indicó la fiscalía general de Michoacán en su boletín.

En estas investigaciones “se señala la probable responsabilidad en grado de coparticipación de Hipólito Mora Chávez y otras personas de su grupo”, agrega el comunicado.

El jefe del grupo de autodefensa de Buenavista, Luis Antonio Torres, apodado el Americano, venía acusando a Mora en las últimas horas de estar supuestamente vinculado con ese doble homicidio.

Fuentes oficiales, sin embargo, insistieron a Efe que el arresto del líder de las autodefensas de La Ruana no partió de esas denuncias del Americano, sino de “diversos testimonios y señalamientos”.

Aunque en el pasado ha habido diferencias entre estas agrupaciones de civiles armados, desde este lunes se puso de manifiesto la más grave fisura entre ellas en la comunidad de La Ruana por las rivalidades entre Mora y el Americano.

Centenares de partidarios de los dos líderes se encuentran, separados, a la entrada de La Ruana después de que el Americano amenazara con irrumpir el lunes en esa comunidad tras acusar a Mora de estar presuntamente vinculado al doble homicidio mencionado.

Con el fin de que la tensión en La Ruana no desemboque en un choque armado entre los partidarios del Americano y los de Mora, fuerzas de la Policía Federal y del Ejército se encontraban allí este martes para garantizar la seguridad y distender la situación.

Alfredo Castillo, comisionado especial del Gobierno federal para la seguridad en Michoacán, nombrado para ese cargo en enero pasado para combatir a los “templarios” e intentar pacificar la zona, se entrevistó en las últimas horas con el Americano.

Fuentes oficiales dijeron a Efe que en esa conversación se intercambiaron “algunos testimonios” y se acordaron medios legales para hacer denuncias, pero no facilitaron mayores precisiones.

Posteriormente, Castillo se iba a reunir con Mora, pero horas después se informó del arresto del dirigente de las autodefensas y de su puesta a disposición de la fiscalía general de Michoacán, en esta ciudad de Morelia, la capital del estado.

En la víspera, cuando surgieron las primeras tensiones en La Ruana, Mora fue trasladado en un helicóptero oficial a la capital mexicana, donde se reunió con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio.

Un día después de ese encuentro, Hipólito Mora se encuentra detenido en Morelia y acusado de ser presuntamente copartícipe en un doble homicidio.

Las rivalidades entre las autodefensas de Michoacán, que no se limitan sólo al enfrentamiento entre Mora y el Americano, se deben a luchas por el liderazgo del movimiento y a recelos sobre posibles infiltrados de los “templarios” en esos grupos.

La tensión en La Ruana se produce después de que el Gobierno federal asestara duros golpes a los “templarios” por la detención o la muerte en enfrentamientos armados de algunos de sus principales dirigentes.