Tráfico | T 57° H 67%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Una comisión parlamentaria investigará las denuncias de sobornos a Petrobras

WUNI News
03/11/2014 8:11 PM

Brasilia, 11 mar (EFE).- La Cámara de los Diputados de Brasil aprobó hoy la creación de una comisión para investigar unas denuncias de sobornos supuestamente realizados por la compañía holandesa SBM Offshore para ganar contratos con la petrolera estatal Petrobras.

La creación de la comisión fue aprobada con el apoyo de la oposición y cuatro partidos que forman la coalición de Gobierno, que de este modo le dieron la espalda al oficialista Partido de los Trabajadores (PT) de la presidenta Dilma Rousseff, que se oponía a la medida e intentó obstruir la votación.

La comisión investigará las denuncias sobre sobornos supuestamente pagados entre 2005 y 2012 por SBM Offshor a altos funcionarios de Petrobras para ganar licitaciones para el arrendamiento de plataformas petrolíferas a la compañía brasileña.

Las denuncias, reveladas el mes pasado, se apoyan en el testimonio de un exempleado de SBM Offshore a la Fiscalía holandesa sobre prácticas de corrupción de esa empresa.

El denunciante, cuya identidad se ha mantenido en secreto, asegura que la empresa pagó cerca de 250 millones de dólares a autoridades de diferentes países y a altos funcionarios de algunas empresas, entre ellas Petrobras, según informaron medios holandeses.

Según la decisión de la Cámara, se creó una comisión externa, que tiene potestad para conducir sus investigaciones fuera de la sede legislativa, lo que incluirá viajes a Holanda para reclamar documentos a las autoridades de ese país.

En clave política, la votación supuso una derrota del PT y un nuevo capítulo en la crisis de la formación de Gobierno con su principal socio, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de cara a las elecciones presidenciales, legislativas y regionales del próximo octubre.

La creación de la comisión fue aprobada con el apoyo de 267 diputados, 28 votos negativos y 15 abstenciones.

Petrobras es una empresa de capital abierto controlada por el Estado brasileño, que posee más del 50 % de las acciones con derecho a voto, y negocia sus títulos en las bolsas de Sao Paulo, Nueva York, Madrid y Buenos Aires.