Tráfico | T 69° H 51%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Ambientalistas realizarán una marcha en defensa de los ríos de Costa Rica

WUNI News
03/12/2014 7:15 PM

San José, 12 mar (EFE).- Ambientalistas, estudiantes y comunidades marcharán mañana en San José en defensa de los ríos de Costa Rica y en contra de la expansión de proyectos hidroeléctricos bajo el lema “el agua es un derecho y no un negocio”, informaron hoy los organizadores.

Por medio de un comunicado de prensa, un grupo de organizaciones ambientalistas aseguró que la manifestación saldrá de la gubernamental Secretaría Técnica Ambiental (Setena) hasta llegar a la Asamblea Legislativa para informar a los diputados actuales y a los electos las razones de su rechazo al proyecto de ley de Contingencia Eléctrica.

Según los ambientalistas, esta iniciativa favorecería la construcción de más represas hidroeléctricas que dañarían los ríos del país.

La presidenta Laura Chinchilla, al iniciar su Administración (2010-2014), presentó el proyecto de Contingencia Eléctrica, que busca aumentar el límite permitido de generación para las empresas privadas de un 15 % a un 25 % del total del país.

Además, propone que el estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), principal generador y comercializador eléctrico del país, tenga la posibilidad de comprar a los generadores privados hasta el 40 % de la energía que distribuye, a diferencia de lo que en la actualidad permite la ley que es del 30 %.

Según los manifestantes, el Gobierno con la implementación de esta Ley favorece a las empresas privadas locales y trasnacionales impulsando “la apertura del mercado eléctrico por medio de iniciativas de carácter centralistas que no vendrían a regular el conflicto en el tema hidroeléctrico”.

Además, exigen que se aprueben proyectos que “vendrían a asegurar una administración participativa y justa del agua” como las propuestas de la Ley de Gestión Integrada del Recurso Hídrico y la Ley para el Fortalecimiento del Sector de Acueductos Comunales (Asadas).

También abogan para que los diputados avalen una reforma constitucional para que el agua se declare como un bien de dominio público y su acceso como un derecho humano.

El Gobierno, por su parte, ha manifestado que el proyecto de Contingencia garantizará el suministro eléctrico mientras el ICE construye plantas hidroeléctricas como la de “El Diquís”, que será la más grande de Centroamérica con una producción de 630 megavatios.