Tráfico | T 30° H 83%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

“La salud ha regresado y los buenos saltos pueden volver”, dice Irving Saladino

WUNI News
03/13/2014 12:11 PM
Actualizada: 03/13/2014 12:29 PM

Santiago de Chile, 13 mar (EFE).- Después de haber ganado todo en el salto de longitud el panameño Irving Saladino cree que, ahora con la salud recobrada, otra vez está en condiciones de subir de dos los escalones que llevan a los triunfos en el atletismo mundial.

“La salud ha regresado y los buenos saltos pueden volver”, dijo hoy a Efe Saladino, quien mañana buscará el título en la prueba de salto de longitud de los Juegos Suramericanos de Santiago de Chile.

Campeón en los Mundiales de Atletismo de Osaka 2007 y titular olímpico en Pekín 2008, Saladino es uno de los mejores deportistas latinoamericanos de lo que va del siglo XXI y la figura más laureada entre los concursantes en los Suramericanos de Santiago de Chile.

“El año pasado fue duro, me operé de la rodilla y por primera vez en mi vida no rebasé los ocho metros, eso fue un retroceso; sin embargo ahora he vuelto a entrenarme alegre y ya he pasado tres veces de 8.00″, dice el competidor que el pasado 23 de enero, dos días antes de su cumpleaños, se estiró a 8.10 metros en Sao Paulo, la mejor marca del año en estadios al aire libre.

“Quiero mucho más que eso, mi entrenador cree que puedo hacer 8.20 en estos Juegos y con eso estaré en la disputa del oro. Luego trataré de llegar más lejos”, señala.

Con unos audífonos con los que escucha música después de una sesión de pesas, Saladino se siente cómodo por pasar inadvertido para la mayoría de los chilenos y ha aprovechado eso para mantenerse concentrado en sus entrenamientos.

“El regreso se está dando poco a poco, si tengo salud y calma puedo volver al lugar en el que estaba”, asegura el competidor, con un registro personal de 8.73 metros, que lo colocan como el octavo saltador de la historia y el latinoamericano que más lejos ha llegado, tres centímetros por encima del cubano Iván Pedroso.

Irving ha dejado atrás meses de muchos dolores, de frustración porque su rodilla se negó a soportar las cargas de entrenamientos y ha vuelto a pensar en las ‘Grandes Ligas’ del atletismo, en las cuales se acostumbró a reinar a mitad de la década pasada.

“Estaré en todas las reuniones de la ‘Diamond League’, otra vez volveré a chocar contra los mejores, entre quienes hay dos latinoamericanos más, el brasileño Mauro Da Silva y el mexicano Luis Rivera, el primero es un grandísimo amigo y rival, a Rivera lo acabo de conocer y me da gusto ver como crece”, señaló.

A los 31 años, Saladino vive un ciclo parecido al de hace mucho tiempo cuando de adolescente abandonó los sueños de ser jardinero central en el béisbol profesional y dejó su segunda pasión, el fútbol, para dedicarse de lleno al atletismo.

Por lo pronto, en Santiago los fotógrafos han captado otra vez su amplia sonrisa con la que en estos días celebra la salud de su rodilla. “Estoy entrenando fuerte como antes y es el inicio del camino para tratar de lograr lo que logré antes. Sé que puedo”, reitera.