Tráfico | T 31° H 82%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El presidente de la FIVB renuncia a su cargo en Brasil en medio de escándalo

WUNI News
03/14/2014 1:30 PM

Río de Janeiro, 14 mar (EFE).- El presidente de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB), Ary Graça Filho, renunció a su cargo de presidente de la Confederación Brasileña de Voleibol (CBV), del que estaba licenciado, en medio del escándalo de desvío de fondos de la entidad durante su gestión, informó hoy el organismo.

La renuncia de Graça Filho fue anunciada oficialmente hoy durante la Asamblea General Ordinaria de la Confederación Brasileña, informó la CBV en un comunicado.

La carta de renuncia fue supuestamente enviada por el dirigente en diciembre pasado pero sólo se tuvo conocimiento de ella este viernes, cuando fue leída en la asamblea por el presidente interino de la CBV, Walter Pitombo Larangeiras, que ahora asumió efectivamente el cargo.

Larangeiras ejercía provisionalmente la presidencia de la Confederación Brasileña debido a que Graça Filho había solicitado una licencia para poder dedicarse exclusivamente a la FIVB, de la que fue elegido presidente en 2012 y en cuyo comando continúa.

La renuncia se conoce sólo dos días después de que la CBV anunciara la contratación de una auditoría externa para examinar los contratos de patrocinio tras las denuncias sobre supuestos desvíos de fondos a dos empresas.

Durante la Asamblea, el ahora nuevo presidente de la CBV “reforzó su compromiso con una gestión transparente”, según el comunicado de la entidad.

“Cuando asumimos establecimos una línea recta de conducta y no nos alejaremos en ninguna hipótesis”, aseguró Larangeiras citado en la nota.

Según las denuncias contra la entidad, parte de los fondos procedentes del patrocinio al voleibol brasileño acordado con el estatal Banco do Brasil fueron transferidos a terceras empresas por la supuesta intermediación en la negociación de esos contratos.

La CBV pagó 10 millones de reales (unos 4 millones de dólares) a la empresa S4G Gestão de Negocios, cuyo propietario, Fábio André Dias Azevedo, sería un hombre de confianza de Graça Filho, y otros 10 millones de reales a la firma SMP, propiedad del superintendente general de la entidad, Marcos Pina, que fue destituido.

Los dos pagos fueron hechos por la supuesta intermediación del patrocinio, pero el Banco do Brasil, controlado por el Estado, informó que el acuerdo fue negociado directamente con la CBV sin ningún intermediario.

Las denuncias salpican a un deporte que ha crecido significativamente en los últimos años en Brasil y ha cosechado éxitos, como medallas olímpicas en femenino (Londres 2012) y masculino (Atenas 2004), campeonatos mundiales y títulos de Liga.