Tráfico | T 59° H 81%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Vecinos protestan contra el monumento a las víctimas de Utøya frente a la isla

WUNI News
03/14/2014 7:47 AM

Copenhague, 14 mar (EFE).- Un grupo de vecinos de Sørbråten, al sur de Oslo, ha lanzado una campaña en protesta contra la construcción de un monumento en ese lugar, frente a la isla de Utøya, en homenaje a las víctimas de la masacre cometida por el ultraderechista Anders Behring Breivik el 22 de julio de 2011.

El proyecto del sueco Jonas Dahlberg, elegido hace dos semanas tras un concurso internacional, pretende hacer un corte vertical de varios metros de ancho en la punta del promontorio de Sørbråten y grabar en una de las caras de la roca los nombres de los muertos.

“Nos cuesta aceptar que nos vayan a recordar cada día durante el resto de nuestras vidas lo que pasó el 22 de julio. No nos oponemos a que haya un monumento en Sørbråten, pero en esa forma pomposa que se ha presentado será algo muy violento”, declaró hoy a la televisión pública Ole Morten Jensen, vecino de la zona.

Jensen es uno de los impulsores de un grupo de protesta en Facebook al que ya se han sumado más de 700 personas en pocos días.

Las críticas vertidas en esta red social aluden al proyecto como “una violación de la naturaleza”, una atracción turística o “un monumento horroroso”, y denuncian lo que tachan de un abuso estatal que creará “condiciones insoportables de vida” para los habitantes de la zona.

Tras hacer estallar una bomba en el complejo gubernamental de Oslo, que mató a 8 personas, Breivik, disfrazado de policía, se trasladó a Utøya, donde durante más de una hora disparó a los asistentes al campamento anual de las Juventudes Laboristas.

Decenas de jóvenes se lanzaron a las aguas del fiordo Tyri para llegar a la costa y fueron rescatados por vecinos y residentes en el cercano camping de Utvika.

De acuerdo con los planes fijados por la agencia estatal KORO, las excavaciones en Sørbråten comenzarán después de Semana Santa y el monumento deberá estar listo el 22 de julio de 2015.

El director de KORO, Svein Bjørkås, declaró a NRK que la mayoría de las reacciones al proyecto han sido positivas, aunque aseguró que a finales de este mes mantendrán una reunión abierta con los habitantes de la zona para discutir sus objeciones.

Junto a las protestas vecinales, la familia de Sharidyn Svebakk Bøhn, muerta en Utøya, ha mostrado su oposición a que el nombre de la joven de 14 años figure grabado en la roca.

“Nunca nos han pedido permiso para usar su nombre en otro monumento. El Estado nos pasa por encima, es poco democrático. Lo han hecho muy mal”, dijo anoche a la televisión pública su madre, Vanessa Svebakk, añadiendo que hay más familias que se oponen y que no todas forman parte del grupo de apoyo a las víctimas al que sí consultó KORO.

El Gobierno noruego aprobó hace algo más de un año construir tres monumentos en memoria de las víctimas: uno frente a Utøya y otros dos en el centro de Oslo, uno provisional y otro permanente, después de que las autoridades tomen una decisión definitiva sobre si el complejo gubernamental será derribado o no.