Tráfico | T 56° H 67%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Camila Pirelli dice que “al final solo soy una sentimental”

WUNI News
03/15/2014 9:44 PM
Actualizada: 03/16/2014 1:20 AM

Santiago de Chile, 15 mar (EFE).- La paraguaya Camila Pirelli, campeona del heptatlón de los Juegos Odesur, reveló hoy que antes de competir en los 800 metros tuvo un ataque de llanto, tras el cual pudo concentrarse mejor para asegurar la medalla de oro.

“Al final solo soy una sentimental”, aseguró a Efe la deportista de 25 años, que con su victoria ha sido considerada como la competidora más completa de los Odesur.

Pirelli tuvo un excelente comienzo de campeonato al ganar ayer los cien metros con vallas con 13.66 segundos, pero a partir de ahí tuvo altibajos en su rendimiento y al lanzar la jabalina a solo 41.30 metros en su penúltima aparición, puso en peligro la posibilidad de ganar.

“Fue ahí donde lloré porque me sentí frustrada, pero después me sequé la cara y quedé como nueva para correr los 800 metros. Ha sido la competencia de mi vida, la más dura”, señaló.

Pirelli se impuso con 5.669 puntos, seguida de la argentina Fiorella Chiappe, con 5.568, y la venezolana Guillerci González, con 5.509, en una justa en la que tuvo emociones encontradas porque en una parte de la competencia se lesionó un tobillo.

En los 800 metros salió delante y aunque cedió en la segunda vuelta a la pista, entró tercera y con eso aseguró el título de los Juegos Odesur.

“Si no corría duro la primera vuelta, con el cansancio de estos dos días no iba a poder hacerlo en la segunda; al final las cosas salieron, pero me queda revisar lo que estuvo mal”, dijo.

Según el húngaro Thomas Zuddy, entrenador de la paraguaya, Camila tiene mucho potencial para mejorar, pero debe aumentar su estabilidad mental y corregir fallas técnicas en los saltos y los lanzamientos. “Trabajaremos duro y pronto va a pasar de 6.000 puntos”, aseguró.

Pirelli reaparecerá el próximo mes de julio en el campeonato panamericano de pruebas combinadas de Canadá y después pasará un año de entrenamientos para tratar de estar entre las cinco mejores en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

“Hoy estoy muy feliz, pero hay mucho por hacer para poder crecer más”, reconoció la atleta.