Tráfico | T 68° H 76%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Cavendish se impone en la penúltima etapa y Contador mantiene una amplia ventaja

WUNI News
03/17/2014 12:32 PM
Actualizada: 03/17/2014 5:24 PM

Redacción deportes, 17 mar (EFE).- El británico Mark Cavendish (Omega Pharma-QuickStep) se ha impuesto al esprint en la sexta, y penúltima, etapa de la Tirreno-Adriático de ciclismo, entre Bucchianico y Porto Sant’Elpidio, de 189 kilómetros, tras la cual el español Alberto Contador (Tinkff-Saxo) mantiene su amplia ventaja al frente de la general.

La segunda plaza en la línea de meta fue para su compañero de equipo italiano Alessandro Petacchi, siendo tercero el eslovaco Peter Sagan (Cannondale), vencedor este último de esta misma etapa en la edición de 2013.

Contador entró en el grupo, por lo que sigue al frente de la general, a falta de la contrarreloj individual de San Benedetto del Tronto, con 9,1 kilómetros, que mañana pondrá final a la presente edición.

La sexta etapa, que en relación a otras ediciones vio este año la supresión del ascenso al “muro” con tramo del 27 por ciento, contó antes de ponerse en marcha con el abandono del estadounidense Chris Horner, ganador de la Vuelta a España 2013 y que no tomó la salida debido a una tendinitis en el tendón de aquiles izquierdo.

El corredor del equipo Lampre-Merida, de 42 años, ocupaba el undécimo puesto en la general, a 3:06 minutos del líder Contador, ganador de las dos últimas etapas.

La etapa, en sí, tuvo un desarrollo más tranquilo y apto para los velocistas que las dos anteriores fracciones. Así, la principal dificultad montañosa de la jornada quedaba en el ascenso a Sant’Elpidio a Mare, en el último tramo de la etapa, con una pendiente máxima del 9 por ciento y una media de 5,6 a lo largo de 2,7 kilómetros.

Eso sí, se volvió a contar con una larguísima escapada, iniciada apenas a los dos kilómetros de darse el banderazo de salida y que tuvo como protagonistas al británico Peter Kennaugh (Sky), el suizo Steve Morabito (BMC), el neozelandés Jack Bauer (Garmin-Sharp) y el italiano Cesare Benedetti (NetApp-Endura).

Nada preocupante para Contador, pues el mejor clasificado en la general era Morabito, a más de 20 minutos en la general.

La fuga, que alcanzó su máxima ventaja (5:30 minutos) en el km.45 cuando el Cannondale de Peter Sagan comenzó a tirar del pelotón con la intención de que su corredor repitiese el triunfo de la pasada edición, se prolongó hasta apenas once kilómetros de la línea de meta, cuando fueron reintegrados al gran grupo.

En medio, uno de los favoritos al esprint, el alemán Marcel Kittel (Team Giant-Shimano) había acusado el esfuerzo de los días previos y se descolgó del grupo principal.

A 6 kilómetros de la conclusión, aprovechando una ligera subida, intentó irse el belga Philippe Gilbert (BMC), pero apenas se mantuvo en solitario un par de kilómetros.

La etapa se iba a jugar al esprint, pero este se vio afectado con una caída en la penúltima curva que cortó al gran grupo. El gran beneficiado de ello fue Cavendish, que se impuso con autoridad, por delante de su compañero Petacchi, con un crono de 4 horas 16 minutos 15 segundos.

Cavendish, primer líder de esta edición de la Tirreno-Adriático tras la victoria de su equipo en la contrarreloj inicial, sumaba a este año el triunfo obtenido en una etapa de la Vuelta al Algarve.

Contador, que entró en el grupo, conserva sin problemas su amplia ventaja como líder, de 2 minutos 08 segundos sobre el segundo clasificado, el colombiano Nairo Quintana (Movistar).

La contrarreloj final de mañana, pues, se presenta con gran tranquilidad para que el español ponga en su amplio y espléndido palmarés el triunfo final en una Tirreno-Adriático.